Caja sale en defensa de protocolo del MEP en casos de suicidio
El protocolo enseña a los educadores señales de alerta y da una guía para su abordaje. Shutterstock/La República
Enviar

La Caja de Seguro Social respalda los esfuerzos del Ministerio de Educación Pública (MEP), basado en estudios técnicos, que buscan la detección temprana de casos de suicidio.

Además, hace un llamado a los padres de familia par que conozcan y detecten los signos de alerta.

Marco Díaz, coordinador del Programa de Atención de Adolescentes de la Caja, comentó que el tema del suicidio constituye una problemática de salud pública que ha sido siempre una prioridad para la Caja y en consonancia con la intencionalidad del MEP, debe contemplar un abordaje multisectorial para una mayor captación y atención oportuna de los casos.

La responsabilidad de aumentar la capacidad de control de este fenómeno social, mantiene a la Caja en el desarrollo de múltiples acciones preventivas y de tratamiento, por medio de sus políticas institucionales de Salud Mental y de Adolescentes.

Esas políticas priorizan en estas poblaciones la contención del desarrollo emocional, la salud física, la educación, sensibilización, estilos de vida saludable, entre otros, que buscan una mayor conciencia sobre esta problemática, la necesidad de un abordaje oportuno, pero ante todo, una disminución en la incidencia de casos.

Estos esfuerzos institucionales se concentran, actualmente, en la actualización de un protocolo para la atención y seguimiento de menores de edad con riesgo de suicidio y así, ajustar los nuevos conocimientos a las necesidades que se presenten de una forma más apropiada.

La actualización contemplará de forma prioritaria la promoción y ejecución de acciones conjuntas entre diversas instancias involucradas con la atención y el manejo de la población adolescente, con el propósito de lograr una mayor participación social y contención, mediante la capacitación y la ejecución de trabajos grupales relacionados con el fortalecimiento de la salud mental, a través de la cultura, el deporte, la educación, entre otros.

Adicionalmente, la Caja ha procurado ir extendiendo de forma paulatina el fortalecimiento de la salud mental en el primer nivel de atención, a través de los Equipos Interdisciplinarios en Salud Mental, una modalidad para la atención diferenciada de personas víctimas de trastornos mentales, de comportamiento, violencia y adicciones, que mantienen una estrecha relación con el riesgo suicida.

Díaz agregó que el fenómeno del suicidio en la juventud puede prevenirse desarrollando una comunicación afectiva tanto en la familia como con las amistades y en los centros educativos.

Además, agregó que cuando el caso lo demande, la familia debe buscar ayuda profesional, en virtud de que el suicidio constituye un que el fenómeno macrosocial que abarca problemas económicos, sociales y políticos, los cuales hacen que el adolescente desarrolle una desesperanza en relación con la vida.


Ver comentarios