Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Caída del dólar preocupa al turismo

Vanessa Chaves [email protected] | Martes 21 septiembre, 2010



Ingresos en moneda extranjera y gastos en colones golpean sus utilidades
Caída del dólar preocupa al turismo
Hoteles, rent a car y tour operadoras entre los afectados

La caída en el tipo de cambio del dólar mantiene preocupados a los empresarios turísticos.
Ello porque el vaivén de la moneda estadounidense afecta la estructura de costos de las empresas, ya que cobran sus tarifas en la divisa extranjera, en tanto que sus gastos operativos como pago de planillas, servicios básicos y la compra de insumos son en colones.
Esto hace más difícil superar las consecuencias que les representó la crisis financiera del año pasado, porque impide prever la rentabilidad de las inversiones.
Si el precio del dólar continúa cayendo puede traer un problema inflacionario y si el Banco Central quisiera defender la banda inferior (¢500), debe sacar dólares de circulación y comprarlos por colones, los cuales saldrían de la calle, aumentando la oferta monetaria y generando inflación, detalla un informe de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).
Esta situación fue confirmada por empresarios turísticos, quienes estiman que ha habido una baja en su poder adquisitivo de entre un 15% y un 18% por diferencial cambiario.
El tipo de cambio pasó de alrededor de ¢550 por dólar en 2008 a ¢500 en la actualidad, y lo más difícil ahora es que no es momento de aumentar tarifas para tratar de compensarlo, comentó Roberto Fernández, codueño del Hotel Pacuare Lodge.
Otro factor que afecta al sector es que muchos de los paquetes son vendidos en ferias internacionales realizadas con un año o seis meses de anterioridad, los cuales no pueden modificarse al tipo de cambio actual, explicó Pablo Solano, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Hoteles.
Por otra parte, dado que el Central se comprometió con la defensa de las bandas, los empresarios pueden contar, al menos en el mediano plazo, con que el tipo de cambio no bajará más, dado que esas bandas impiden que el dólar se cotice a menos de ¢500 en el mercado mayorista.
El hecho de que el mercado no cuente con instrumentos de cobertura para protegerse de las volatilidades del dólar es un factor que también afecta. Los contratos de futuros podrían ser la solución para que el sector pueda minimizar riesgos por tipo de cambio, afirmó Eric Vargas, economista de Strategia Investment Advisors.
La entrada de un tipo de cambio más flexible, no ha sido asimilada del todo por el sector, ya que ha empezado a sentir las dificultades de la volatilidad al ver reducidos los ingresos, afirmó Juan Carlos Ramos, presidente de Canatur.
Por ello las empresas deben planificar sus costos con la claridad de que el tipo de cambio seguirá fluctuando, además de mejorar y hacer más eficientes sus operaciones, aunque esto pueda significar recortes de personal.

Vanessa Chaves
[email protected]
Angélica Zamora
[email protected]