Caen compras inmobiliarias por extranjeros
“La caída drástica de la inversión extranjera directa en la parte inmobiliaria a partir de 2014 se debe al carácter de este tipo de inversión, pues al darse la compra del terreno una única vez, no se generan flujos adicionales por la misma operación”, considera el Banco Central. Shutterstock/La República
Enviar

Las compras de lotes o propiedades, por parte de extranjeros —no residentes— dejó de ser un boom para la economía nacional.

En los últimos cinco años, este tipo de inversiones cae de forma significativa.

En 2013 esta industria registró $1.160 millones, mientras que para el cierre del año pasado fueron apenas $250 millones, según datos del Banco Central de Costa Rica.

La caída drástica —a partir de 2014— se debe al carácter de este tipo de inversión, pues al darse la compra del terreno una única vez, no se generan flujos adicionales por la misma operación.

El récord en 2013 se debió a compras de terrenos ubicados en el Pacífico Norte del país.

“En el cuarto trimestre de 2013 los flujos de inversión inmobiliaria alcanzaron los $658 millones, por compra de terrenos por parte de no residentes; los cuales representan aproximadamente el 47% de los flujos de ese trimestre”, explicó Rigoberto Torres, investigador del Banco Central.

Por su parte proteger al consumidor, ya sea propietario o comprador, y evitar casos de lavado de dinero, así como una mejor recaudación desde Hacienda es parte de lo que busca la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces.

“En Latinoamérica los mercados están regulados, la figura del corredor de bienes raíces está tipificada, hay un ente que dicta las normas y requisitos, capacitación, adhesión a un código de ética y eso ayuda a la seguridad del inversor”, dijo Ana Seydi López, presidenta de la Cámara.

Del año 2005 a 2008 se dio un boom inmobiliario en el mundo, antes de la crisis hipotecaria en Estados Unidos.

“Los inversionistas extranjeros siguen viendo a Costa Rica como un destino estable para invertir, vemos a compradores antiguos que están vendiendo sus propiedades aquí a un valor más alto o a otros que más bien reinvierten y esa tendencia es la que vemos para el futuro”, consideró Raquel Araya, abogada de Sfera.



Ver comentarios