Inversión extranjera se desploma un 59% en empresas de producción local
“La desigualdad se produce porque las políticas del Gobierno están concentradas en zonas francas, que tienen incentivos”, aseguró Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio.
Enviar

La inversión extranjera en las empresas de producción local (régimen definitivo) se desplomó un 59% durante el primer trimestre, pasando de $296 millones en 2016 a $123 millones este año.

Mientras tanto, el ingreso de capital se concentró en las zonas francas que crecieron un 12%, al pasar de $352 millones en los primeros tres meses de 2016 a $395 millones, según datos del Banco Central.

En un mundo ideal, lo bueno sería que ambos regímenes crezcan, generando beneficios no solo a nivel económico, sino además social, pero eso no es lo que sucede actualmente.

“Las políticas del Gobierno están concentradas en zonas francas, que tienen incentivos y una política de atracción de inversiones. El comercio y la industria tenemos que pagar una carga tributaria grande y no contamos con condiciones para crecer”, aseguró Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio.

Las empresas del régimen definitivo exportan unos 4.098 productos y las de zonas francas 1.365, esto es un parámetro importante para nivelar la cancha, aunque los montos exportados en ambos regímenes son similares; alrededor de $5 mil millones.

“Es prácticamente imposible que las compañías de servicios, comercio e industria mejoren si se mantienen los rezagos en competitividad y nos preocupa que no puedan atraer inversión extranjera, pero también la baja en las exportaciones que ya está generando desempleo”, aseguró Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica.

Los sectores culpan al Gobierno de las condiciones de competitividad; sin embargo, desde el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) afirman que han venido dando un acompañamiento al régimen definitivo para que mejore su situación promoviendo encadenamientos productivos.

“La estrategia del MEIC para aumentar la inversión en el régimen definitivo es promover encadenamientos productivos con las zonas francas y que las empresas locales alcancen más valor agregado, cumplan con certificaciones de calidad y aumenten su volumen para que puedan ganar más y reinvertir”, aseguró Geaninna Dinarte, jerarca del MEIC.

La legislación nacional le brinda la opción a cada una de las empresas que quiera invertir en el país de ubicarse en el régimen que desee y la Coalición de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde) le brinda acompañamiento para iniciar operaciones en el país.

“El dinamismo de las actividades de zona franca se explica por la evolución del sector ciencias de la vida y por un pujante y creciente sector de servicios. Este año llegaron más empresas de servicios relacionadas con las tecnologías de la información y la reinversión de otras ya instaladas, las cuales agregaron mayor valor a su producción”, explicó Sandro Zolezzi, gerente de Investigación de Cinde.

 

 
Ver comentarios