Búsqueda de especialización lleva a médicos hasta la India
Unibe beneficia también a sus estudiantes por medio del programa “100.000 Strong of America”. En la imagen Stephen Ferst del College of Staten Island junto con Elizabeth Rodríguez, directora de Educación Global de ese centro de enseñanza superior. Esteban Monge/La República
Enviar

España, Estados Unidos e incluso la India son algunos de los destinos a los cuales los médicos generales de Costa Rica “migran” para continuar con sus estudios superiores.

Se estima que cada año unos 1.000 estudiantes egresan como médicos generales y la oportunidad de especializarse recae en los cupos que brinda la Caja de Seguro Social.

Por ejemplo, en 2017 hubo cifra récord: 258 empezaron este proceso. De esta manera, el resto de licenciados debe buscar otras opciones para continuar con sus estudios de posgrado.

Por esto, los centros de enseñanza superior privados deben buscar convenios con universidades y hospitales en el extranjero, lo que provoca el éxodo de los médicos generales a países como Estados Unidos, España e incluso la India.

“En Costa Rica es muy difícil acceder a una especialidad. Tenemos médicos generales preparados muy bien que necesitan continuar en el área de su interés, por eso es importante que nosotros como universidad renovemos esos convenios”, argumentó Elizabeth Rodríguez, directora de Educación Global de la Universidad Iberoamericana (Unibe).

La Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) sigue en el proceso de formar especialistas. Sin embargo, se prevé que no será hasta 2019 que abra sus puertas en anestesiología, medicina familiar, ortopedia y ginecología.

De momento, Ucimed ofrece a sus egresados cinco convenios con universidades de Estados Unidos y México para llevar a cabo pasantías a nivel de especialidad.

En el caso de la Unibe cuenta con 50 convenios exclusivos para sus estudiantes.

“Uno de nuestros principales objetivos es garantizar la continuidad de sus capacitaciones. Tenemos un convenio con Hadassah en Israel, en donde el médico general pasa cinco o seis años estudiando cardiología, cirugía, dermatología, gastroenterología. También, con el Juan Cortés en Colombia donde estudian epidemiología, gerencia en salud, psiquiatría, cardiología”, ejemplificó Rodríguez. 

Otras alianzas que posee ese centro de enseñanza son con la academia AMIR en España y rotaciones en Miami Collage, en el San Barnabas en Nueva York y en la India.

La Universidad Hispanoamericana también cuenta con un convenio con AMIR, donde se puede elegir entre gran variedad de áreas médicas de preferencia para especializarse.

Mientras que la Universidad Latina ofrece oportunidades de continuar con los posgrados en el extranjero gracias a que pertenece a la red Laureate International Universities.

“Es la red de universidades privadas más grande del mundo, cuenta con escuelas de medicina en diferentes países que ofrecen especialidades médicas”, resaltó Rosa Monge, rectora de ese centro académico.

Una de las ventajas de poder acceder a estos convenios es que el estudiante se podrá preparar en el área que desee; mientras que si lo hace en el país, debe hacerlo en las aquellas ramas que más le interesan a la Caja.

De esta forma el médico general puede buscar estudios en medicina nuclear, hemodinamia, genética, medicina reproductiva y andrología; especialidades que no se imparten en el país.

En cuanto a costos son muy variados. Sin embargo, las universidades coinciden en que la inversión se recupera ya que contar con estos títulos es casi una garantía de que el profesional tendrá un empleo al regresar al país.

“La mayoría regresa a Costa Rica y su título se convalida sin problema. Es muy poco el porcentaje de estudiantes que se queda en el extranjero, trabajando en el país en donde realizaron su posgrado”, afirmó Rodríguez.


Se buscan especialistas

Las principales necesidades que tiene el país en especialidades médicas son en las áreas de:

-Ortopedia
-Anestesia
-Medicina interna
-Pediatría
-Radiología


Fuente: Caja de Seguro Social


Ver comentarios