Roberto Dobles

Roberto Dobles

Enviar
Lunes 11 Junio, 2012


Buses de gas natural

Los motores que usan derivados de petróleo generan muchas más emisiones contaminantes, nocivas para la salud de las personas y el ambiente en general que los que usan gas natural. Por lo que una de las medidas más importantes que se están adoptando en el mundo para avanzar más rápidamente hacia el desarrollo de una economía baja en emisiones y en partículas, es la introducción de gas natural en el transporte público.
En EE.UU., el Ministerio de Energía señala que “en comparación con los vehículos alimentados con diesel y gasolina, los vehículos de gas natural pueden producir cantidades significativamente más bajas de emisiones nocivas, como los óxidos de nitrógeno, partículas y contaminantes tóxicos y cancerígenos, así como el dióxido de carbono del gas de efecto invernadero” .
En Núremberg, la empresa de transporte público VAG es “la primera empresa de buses de Alemania que fue galardonada con el premio ‘ángel azul del medio ambiente’ por sus autobuses de gas natural, un premio que es otorgado únicamente a vehículos de muy bajas emisiones y bajo en nivel de ruido” . Sus “autobuses de gas natural operan de manera excepcionalmente silenciosa y sus emisiones son inodoras y libre de partículas de hollín” .
En Sevilla, como en muchas otras ciudades en el mundo, “el uso de gas natural en el transporte urbano aporta considerables beneficios medioambientales con respecto al uso de combustibles tradicionales, como por ejemplo la reducción de las emisiones de CO2, la nula emisión de partículas sólidas y de SO2, así como la reducción importante de emisiones de NOx y de CO. Con esta reducción de emisiones se mejora la calidad del ambiente urbano, se atenúa el efecto invernadero y se contribuye a la conservación del conjunto histórico de la ciudad” . En Barcelona, además de aumentar la flota de buses que usan gas natural, también se desarrolla un proyecto “para introducir autobuses híbridos de gas natural incorporando motores eléctricos de tracción, lo que se resulta en un vehículo de máxima calidad ambiental” .
Se estima que “el uso de Gas Natural Vehicular (GNV) en los buses de servicio público marcará un hito en la historia del transporte en el Perú, ya que este mercado crece progresivamente” .
Los ejemplos anteriores son parte de una clara tendencia mundial de penetración del gas natural en el transporte público, la cual se está dando con la incorporación de buses nuevos ya acondicionados para usar gas natural y de buses reconvertidos que antes usaban diesel y que se adaptan con la instalación de un ‘kit’ de conversión a gas natural bajo la modalidad de Combustible Dual (‘Bi-Fuel’), lo que les permite usar los dos combustibles por separado para mayor conveniencia.
Costa Rica debería ser parte de esta tendencia mundial que busca reducir significativamente las emisiones al ambiente y mejorar la calidad del aire en las ciudades, en adición al logro de importantes beneficios económicos y sociales derivados de los bajos costos del gas natural y de la mayor estabilidad en los precios con respecto a los derivados de petróleo. La reducción de costos y la estabilidad en los precios en el futuro serían mucho mayores si el gas natural fuera eventualmente producido nacionalmente, en lugar de importarlo.

Roberto Dobles