Buscan frenar daños ambientales en Parque Manuel Antonio
Enviar

Luego de la visita realizada al Parque Nacional Manuel Antonio por la Comisión Legislativa de Ambiente, diputados de varias fracciones legislativas, impulsan un proyecto con el fin de salvaguardar el Parque Nacional Manuel Antonio.

 

Se pretende la protección del cauce del Río Naranjo, mediante la prohibición de nuevos proyectos hidroeléctricos y del otorgamiento de concesiones para la extracción de materiales mineros por un periodo de 25 años, para así mantener el equilibrio ambiental del río y de su desembocadura en el Parque Nacional Manuel Antonio. 
 
La propuesta se fundamenta en que una explotación indiscriminada de la cuenca del Río Naranjo tiene repercusiones en los humedales, manglares, flora, fauna, corales marinos del Parque Nacional, con la llegada de gran cantidad de sedimentos a la parte baja de la cuenca.

El mal manejo de suelos en la parte alta de la cuenca del río Naranjo ha provocado la pérdida de la cobertura boscosa en terrenos propensos a deslizamientos, lo que ha ocasionado, a su vez, que importantes cantidades de sedimentos se desplacen río abajo perjudicando el Parque Nacional Manuel Antonio, dijo Gerardo Vargas, diputado del PUSC.


Se estima que más de 40 mil personas dependen en la actualidad de la afluencia de turistas al Parque Manuel Antonio.



Ver comentarios