Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


Bravas las barras

Pedro Oller [email protected] | Martes 15 junio, 2010



Bravas las barras


En Argentina se preguntan, ¿cómo es que más de 200 aficionados de las denominadas barras bravas llegaron hasta Sudáfrica para el mundial? O, lo que al menos en un caso es peor ¿cómo logró hacerlo Sergio Flay Roldán líder de la barra de San Martín de Tucumán y condenado por intento de homicidio a ocho años de cárcel tras el enfrentamiento de las barras de San Martín con Atlético y en el que murió un muchacho de 13 años?
Si como respuesta a la primera pregunta, se entera uno además, que miembros de las barras han confirmado a la prensa que recibieron ofertas para viajar gratis al Mundial y que muchos incluso lo hicieron con Maradona, el equipo y los dirigentes de la AFA en el vuelo oficial que llegó a Sudáfrica, es lógico sorprenderse.
Si como respuesta a la segunda, el jefe de gabinete de Cristina Kirchner recuerda que Roldán gozaba de libertad condicional pues había cumplido 2/3 de su condena y además se deja decir: “Los barrabravas salieron del país como cualquier hijo de vecino porque no tienen restricciones desde el punto de vista judicial” hasta los extranjeros nos sonrojamos.
Pero si además, se conoce que detrás de todo esto se apunta a una ONG que se llama “Hinchadas Unidas Argentinas” (HUA por sus siglas) grupo que lidera Marcelo Mallo y quien es dirigente de los Kirchner, la trama se complica.
Y le decía Mallo al diario argentino La Nación que el primer partido lo “(V)imos como reyes. Tomamos vino y champagne, había televisores. La pasamos bárbaro. Eso sí, para los próximos partidos vamos a buscar entradas más económicas.” Esto último, porque fue él quien consiguió 235 palcos de lujo y pagó más de la mitad de los US$320 que cuesta cada una en efectivo (el resto con tarjetas de crédito) para ver el gol de Heinze a Nigeria.
Dos explicaciones sobre el vínculo gubernamental complican el ambiente: La primera es que se recurrió a la creación de la HUA tras el asesinato del policía Sergio Rodríguez quien recibió un disparo en la cabeza cuando intervino en la gresca entre las barras de Estudiantes y Argentinos Juniors.
Dicen que ante el hecho, que acaparó la atención del país, la administración Kirchner busca agrupar a todas las barras bajo el auspicio de una sola (la HUA), en aras de puntos de entendimiento y convivencia que reduzcan la violencia.
La otra, que ve a la HUA como una “herramienta a disposición del gobierno”, denuncia que la HUA ha propiciado que las barras aprovechen los partidos de fútbol para apoyar la reelección de Cristina de Kirchner en las presidenciales de 2011.
Esta coincide con la solicitud de investigación hecha al Congreso por la ONG Maldita Violencia en el Fútbol, sobre “el comportamiento de los funcionarios del Poder Ejecutivo de la Nación en el presunto financiamiento del viaje de 235 barras bravas, incluidos en la ONG kirchnerista Hinchadas Unidas Argentinas, al Mundial de Sudáfrica 2010”.
En todas partes se cuecen habas, solo que en algunas las acompañan de vino y champagne.

Pedro Oller

NOTAS ANTERIORES