“Boom” de cerveza artesanal hace mancuerna con empleo joven
“En mi cervecería contratamos gente que aún esté en la universidad, entonces, con el salario pueden pagar estudio. Nos interesa que mientras estén estudiando ganen experiencia y tengan un currículum más robusto que les ayude a moverse a la calle”, ejemplificó Fernando Mora, de la Asociación de Cerveceros Artesanales. Gerson Vargas/La República
Enviar

El despertar que ha tenido el gusto por la cerveza artesanal en los últimos cinco años ha beneficiado al país en cuanto a generación de empleo, principalmente, en la población joven.

El 60% de quienes trabajan en este nicho son menores de 30 años, asegura la Asociación de Cerveceros Artesanales.

Además, los datos en la creación de puestos laborales en este sector arrojan que existen 42 empresas de cerveza artesanal que generan 350 empleos directos y más de 2 mil indirectos en cinco años.

La gran mayoría de esas empresas se establecieron en el Valle Central. Sin embargo, se han ido desarrollando en otras zonas del país, principalmente, en las costeras, donde el empuje en la generación de empleo es vital.

Por ejemplo, este nicho tiene presencia en Guanacaste, Uvita, Jacó y otras partes del Pacífico Central.

En el tema de empleos indirectos, esta expansión ha despertado un mercado de insumos que antes no existía y la generación de encadenamientos.

“Acabamos de ejecutar un instrumento de medición para determinar el número de encadenamientos por cada asociado; en promedio, hay unos 30. Generalmente, están asociados a negocios que se ubican en un radio de 10 kilómetros de donde se produce la cerveza”, aseguró Fernando Mora, de la Asociación de Cerveceros Artesanales.

En este aspecto no solo se incluyen proveedores de materias primas para la elaboración de la bebida, sino también bares, sodas, tiendas donde venden camisas relacionadas a este negocio y otros.

Esos empleos están compuestos por dependientes, camareros, saloneros y demás personal.

“En un bar se podrían llegar a emplear hasta 15 personas, como es una economía dinámica, en temporada alta puede ascender hasta a 20 a 30 empleados”, afirmó Mora. Pero no todos los trabajos que se generan están en regla. Hay muchos productores que se mantienen bajo la sombra de la informalidad.

La razón es las altas cargas fiscales que deben cumplir.

Por esto, al simplificar ese régimen, más productores se animarán a formalizarse y, a la vez, a generar más empleos, explica la Asociación.

“La gente asocia la cerveza artesanal a que es cara y eso lo queremos cambiar para expandir el mercado, explicando por qué se paga un poco más. Tenemos que cumplir con un régimen de impuestos que es casi el 42% del precio de venta; es decir, si se vende una cerveza a ¢1.600 a un bar, en promedio el 42% va a impuestos”, afirmó Mora.

20180719172046.las-cifras.jpg

20180719172450.perfil-colaboradores.jpg

20180719172133.empleo-joven.jpg

20180719172152.lo-que-viene.jpg


Ver comentarios