Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Bombarderos bajo fuego

Giuliana Llanes [email protected] | Lunes 03 septiembre, 2012



Bombarderos bajo fuego
Yanquis tendrán un mes como gran prueba para consolidar banderín del Este americano

Y llegó setiembre, a tan solo 30 días de que arranque la postemporada de las Grandes Ligas, época de definiciones, presión, consolidaciones y hasta uno que otro milagro. Sencillamente para un fanático del béisbol es un momento imperdible por sus altas dosis de emoción.
También es tiempo de persecuciones, el último chance de pelear con todo por conseguir la punta de cada una de las divisiones y en la Liga Americana, esta lucha se puso caliente. El camino de los Yanquis de Nueva York a la próxima ronda lucía sencillo y pavimentado tras el Juego de Estrellas de mitad de temporada, pero súbitamente las cosas cambiaron para los “mulos”.
Los bombarderos del Bronx aún ocupan el primer puesto de la División Este de la Americana con un 76-57 de récord, sin embargo la novena dirigida por Joe Girardi ha bajado su cuota en la segunda mitad de la temporada y muestra un descendiente nivel desde entonces, con una marca de 24-24 en ese lapso.
Merced a esto rivales como los Orioles de Baltimore se han ido acercando peligrosamente, para quedar ya a tan solo dos juegos de la cima. Este fin de semana ambas escuadras disputaban una serie entre sí, que se definió con victoria de los oropéndolas por dos juegos a uno. Tampoco podría descartarse a la Rays de Tampa Bay si es que los neoyorquinos siguen con su cuota deficitaria.
La lista de lesiones en la gran manzana también es un factor, en este apartado el nombre de Alex Rodríguez es protagonista, tras permanecer inactivo durante más de un mes debido a una fractura en la mano izquierda. El tercera base reportaba un promedio de bateo de .276 con 15 cuadrangulares y 44 carreras producidas.
Girardi informó que “A-Rod” podría regresar hoy cuando los Mulos inicien una serie contra los Rays, esperando que el regreso del dominicano revitalice el ataque de su conjunto. A pesar de que son el cuadro con más “bambinazos” de su circuito (201), esto no les alcanza para consolidar su ofensiva de manera general, siendo el cuarto del registro americano.
Es contradictorio, porque en hits son los primeros de la MLB, con presencias como las de Robinson Canó con un promedio de .302 y Curtis Granderson, quien celebró su vuelacercas 200 la semana pasada y 34 en esta campaña. Además del superlativo nivel del icono y líder de esta planilla: Derek Jeter. El torpedero es el de más hits en su liga.
“Yo solo estoy aquí para tratar de ganar juegos, pues he jugado en Nueva York por muuuuuucho tiempo”, indica el Capitán Clutch para acallar a los críticos que desconfían de su nivel a sus 38 años.
El pitcheo también ha sido otra preocupación en las tiendas de Manhattan, dado que dejó de funcionar al nivel que debería con los nombres que ostenta en su rotación. CC Sabathia no está al nivel del as que se espera, mientras que otros como Rafael Soriano, Derek Lowe y Phil Hughes han sido irregulares. El japonés Hiroki Kuroda ha sido quien tomó la batuta en este departamento.
Aunque tengamos todo esto en consideración, no se puede olvidar algo que ignorarlo sería un error garrafal: Los Yanquis son los Yanquis.
Estas franquicias son de esas que tienen la facultad de polarizar los ánimos de todos los seguidores, o los amas o los odias, pero algo siempre se piensa sobre los Yanquis. No por nada son la organización deportiva más ganadora de cualquier deporte en la historia de los Estados Unidos con 27 títulos y todo un desfile de luminarias que han usado su uniforme a rayas.
Más, Girardi y compañía tampoco deben fiarse de estos elementos, si bien es cierto es un rival que se desea evadir en una serie de de división o campeonato, conjuntos como los Rangers de Texas, los Rays de Tampa Bay, o los mismos Orioles podrían darles sendos dolores de cabeza.
“Los Orioles son una amenaza para Yanquis por el banderín del Este, no entiendo cómo, pero lo son, mucho se debe al gran manejo de su manager y al pobre nivel de otros equipos en su división. Sus números no son espectaculares, pero han sido regulares por eso están”, comentó Fernando Alvarez de ESPN.
En las otras divisiones se mantiene las cosas igual de tensas, en la Central americana, Medias Blancas y Tigres están a un juego de diferencia por la cima, mientras que en el Oeste, Texas maneja una ventaja de tres juegos sobre los Atléticos de Oakland.
Por su parte, la Nacional parece tener todo resuelto, Nacionales, Rojos y Gigantes tienen un grueso colchón de juegos para ser líderes de división, siendo la lucha por el comodín la que se pone buena con al menos cuatro cuadros en la pelea.
Tengan cuidado, vean que setiembre revive muertos y logra milagros.

Sergio Alvarado
[email protected]