Biden y Xi interesados en América Latina
El acercamiento de Barack Obama en mayo a México y Costa Rica precede al resto de las conversaciones en Casa Blanca con otras naciones de América Latina. Marco MongeLa Republica
Enviar

Biden y Xi interesados en América Latina 

La competencia entre las dos economías más grandes del mundo por mayor influencia en América Latina quedó expuesta esta semana con la llegada del vicepresidente estadounidense Joe Biden a Río de Janeiro, cerca del final de una gira por tres países de la región, seguido muy de cerca por el presidente chino Xi Jinping.
Este duelo de visitas –Biden parte de Brasil el 31 de mayo, el mismo día que Xi llega a Trinidad y Tobago para iniciar su primera gira por la región desde que se completó la transición política de China en marzo- pone de relieve que los recursos naturales y la clase media en alza están convirtiendo a América Latina en un socio comercial cada vez más atractivo para las dos economías más importantes del mundo.


Competir con la cuenta corriente de China no es fácil para los Estados Unidos. En su búsqueda de soja, cobre y mineral de hierro sudamericanos, China incrementó 20 veces las importaciones desde América Latina pasando de $3.900 millones en 2000 a $86.000 millones, según cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo. Por el contrario, la política estadounidense de buscar acuerdos de libre comercio ha sido controversial, dijo Kevin Gallagher, economista de la Universidad de Boston.
“Si yo fuera un líder latinoamericano, estaría muy feliz porque ahora tengo más fichas para jugar”, dijo Gallagher, autor del libro publicado en 2010 “The Dragon in the Room”, sobre las incursiones de China en la región. “Estados Unidos tiene la responsabilidad de pensar una oferta más flexible y atractiva pero no es fácil porque no tiene dinero en abundancia como antes”.
Las visitas a América Latina tienen lugar en momentos en que el Fondo Monetario Internacional pronostica que las economías de la región crecerán 3,4% este año, casi tres veces el crecimiento del mundo desarrollado.
La gira de Biden, que comenzó el 26 de mayo en Colombia, incluyó una discusión “franca” y por momentos “brusca” sobre comercio, crecimiento económico y seguridad con 15 líderes caribeños ayer en Trinidad, dijo el primer ministro, Kamla Persad-Bissessar, sin dar más detalles. Los líderes firmaron un acuerdo para impulsar la inversión y la cooperación económica.
“Nuestro país está profundamente comprometido y quiere comprometerse más profundamente en la región”, dijo Biden en Puerto España. El acuerdo de ayer “nos dará a todos un instrumento para superar las barreras especiales, específicas y prácticas al comercio y la inversión. Nuestro objetivo no es simplemente el crecimiento, sino un crecimiento que llegue a todos”.
En Colombia, Biden dijo que “está apenas comenzando” un acuerdo de libre comercio que lleva un año entre los dos países, mencionando una duplicación del período de validez de las visas de entrada y esfuerzos por ampliar los lazos comerciales.
El acercamiento se produce luego de las visitas del presidente Barack Obama en mayo a México y Costa Rica y precede las conversaciones en la
Casa Blanca previstas para junio con los líderes de Chile y Perú. En octubre, Obama recibirá a la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Bloomberg
 


Ver comentarios