Enviar
Betancourt permanece en Francia

La ex secuestrada acompañará marcha por rehenes desde París por motivos de seguridad

Bogotá
EFE


La ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, liberada el 2 de julio tras más de seis años en poder de las FARC, anunció en una entrevista publicada ayer que acompañará desde París la marcha programada en Colombia para pedir la libertad de los cautivos, ya que teme un atentado en su país.
“Mi familia me pidió que no esté en la marcha del 20 de julio”, indicó la ex candidata, que también tiene nacionalidad francesa, declaró al diario El Tiempo, de Bogotá.
Agregó que la protesta pacífica del 20 de julio “es algo que está muy anunciado y cualquier persona que quiera hacer daño tiene tiempo suficiente de preparar algo”.
Ingrid Betancourt fue rescatada el pasado miércoles por el Ejército de Colombia junto a tres estadounidenses y once policías y militares colombianos que estaban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Confirmó que por ahora permanecerá en París, donde el próximo 14 de julio, Día Nacional de Francia, recibirá la Orden d
e la Legión de Honor.
“Mi familia teme que las FARC tomen represalias, porque quedaron muy heridos con ese golpe”, manifestó Ingrid Betancourt en alusión a la operación en la que fue liberada, para la cual los militares colombianos infiltraron y burlaron al grupo insurgente.
“Yo quiero estar allá, quiero acompañarlos, porque es para pedir la libertad de los demás colombianos secuestrados, un compromiso absoluto”, expresó.
Como alternativa a su presencia en Colombia el día de la marcha, que es también la fecha de la independencia nacional, dijo que planea “algo que nos permita estar allá sin estar allá”.
Citó la posibilidad de marchar en París e instalar una pantalla gigante en la Plaza de Bolívar de Bogotá “para que los secuestrados de Colombia sientan el apoyo de todo el mundo”.
La ex candidata sostuvo que le “parece muy bueno y exitoso lo que ha hecho” el presidente colombiano, Álvaro Uribe, pero aclaró que “eso no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que se hace en el Gobierno”.
“Son diferencias de apreciación de la situación política. Uribe parte de la base de que la crisis social colombiana es producto de la violencia. Yo parto de que la violencia es fruto de la crisis social colombiana. Yo creo que es muy importante la inversión social, pero para Uribe es más importante la inversión en seguridad”, señaló.
Por su parte los tres ex rehenes estadounidenses de las FARC afirmaron ayer que fueron víctimas del “odio, abuso y
tortura” de la guerrilla durante sus más de cinco años de cautiverio y exigieron que el grupo rebelde libere al resto de los secuestrados.
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “dicen que lo que quieren es la igualdad y una Colombia mejor, pero todo eso es una mentira (...) para justificar sus actos criminales”, dijo Marc Gonsalves durante una emotiva rueda de prensa en San Antonio (Texas, Estados Unidos).
De distintas maneras, Gonsalves criticó las acciones de las FARC e insistió en que sus miembros “no son revolucionarios, son terroristas con T mayúscula (...) que se niegan a respetar los derechos humanos y rechazan la democracia”.
Gonsalves se dirigió directamente a los rebeldes de las FARC y les dijo: “ustedes son terroristas. Niegan que lo son, dicen con palabras que no son terroristas pero sus palabras no tienen valor (...) demuéstrennos que no lo son”.
Los contratistas del Pentágono Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves trabajaban para la compañía de seguridad privada Northrop Grumman cuando fueron secuestrados por las FARC en febrero de 2003, durante una misión de vigilancia para el combate al narcotráfico.
Gonsalves añadió que fueron “víctimas de su odio, abuso y tortura”, y pidió que la guerrilla libere a los centenares de secuestrados que todavía tiene en su poder.


Ver comentarios