Bernanke impulsa inversión extranjera
Enviar
Bernanke impulsa inversión extranjera

Southern Copper Corp., una empresa minera con sede en Phoenix que tiene unas de las reservas de cobre más grandes del sector, planea invertir $800 millones este año en proyectos como una nueva fundición y un horno más eficiente de gas natural.
Ese gasto parece justo lo que la Reserva Federal tenía en mente en 2008 cuando bajó los tipos de interés a cerca de cero y empezó a comprar deuda por $1,7 billones para impulsar el crecimiento del empleo. No obstante, Southern Copper, que captó $1.500 millones en abril en una oferta de deuda, usará ese dinero en sus minas en México y Perú, no en Estados Unidos, dijo Juan Rebolledo, portavoz de la matriz Grupo México SAB de CV, con sede en Ciudad de México.

Los planes de Southern Copper ilustran por qué la segunda ronda de compra de bonos de la Fed quizá no reduzca el desempleo en Estados Unidos, que se encuentra estancado cerca de un máximo de 26 años. El presidente de la Fed, Ben S. Bernanke, y sus colegas parecen estar contribuyendo a un incremento en la inversión extranjera, lo que subraya la dificultad de estimular la economía mediante la política monetaria con tipos de interés que ya se encuentran cerca de mínimos récord.
“Se está produciendo una filtración de la relajación cuantitativa”, dijo Stephen Wood, estratega jefe de mercado para Russell Investments en Nueva York, que administra $140 mil millones. “Esa filtración está dirigiéndose a los mercados emergentes, las economías basadas en las materias primas, los propios productos básicos y las oportunidades fuera de Estados Unidos”.
Las empresas de Estados Unidos han emitido deuda por más de $1,07 billones en lo que va del año, según datos compilados por Bloomberg. Las empresas extranjeras también están recurriendo a los mercados de Estados Unidos para obtener dinero barato. Hasta el 15 noviembre han vendido deuda por $605.900 millones, en comparación con $371.800 millones en todo 2007, antes de que la Fed bajara el tipo de interés de referencia interbancario a una banda de cero a 0,25%.
Sinochem Group, fabricante de petróleo, fertilizantes y productos químicos, con sede en Pekín, vendió bonos a 10 y 30 años por $2 mil millones el 4 noviembre. Dos días antes, la estatal Korea National Oil Corp., con sede en Gyeonggi, al sur de Seúl, vendió $700 millones de pagarés sénior no asegurados a 5 años, según datos compilados por Bloomberg.
La salida del efectivo de las empresas de las fronteras de Estados Unidos es una consecuencia inevitable de la estrategia de tipos de interés bajos de la Fed, dijo Wood.
“He empezado a preguntarme si la política monetaria que hemos ideado incluso esté funcionando en los lugares equivocados”, dijo Richard Fisher, presidente del banco de la Reserva Federal de Dallas, en un discurso el 19 de octubre.
La rentabilidad promedio de los bonos de empresas en Estados Unidos bajó a 4,4% el 4 noviembre, el menor nivel hasta el momento, desde 10,6% 2 años antes, según datos de índices de Bank of America Merrill Lynch.
Fisher dijo que “demasiadas” empresas grandes le dijeron que la “manera más efectiva de usar el dinero barato captado en los mercados de bonos actuales o mediante préstamos de bancos, más allá de comprar acciones o de incrementar los dividendos, era invertir en el extranjero”. No nombró a las empresas.

Washington

Ver comentarios