Claudia Barrionuevo

Claudia Barrionuevo

Enviar
Lunes 28 Mayo, 2012


Batman contra Justo


Batman, uno de los famosos paladines de la justicia, se enfrentará con un nuevo enemigo. Mezcla rara entre el Guasón y el Pingüino, sin el ingenio del Acertijo ni la elegancia de Gatúbela, el nuevo malvado parece ser una remozada versión de Cara de Barro (Clayface). Este apodo le perteneció a cinco villanos distintos con diversos nombres y personalidades en las historias del famoso hombre murciélago de Detective Comics (DC Comics).
Cara de Barro VI, que irónicamente lleva el nombre de Justo (como si perteneciera a la Liga de la Justicia), ha atacado a los homosexuales sin caridad ni cristiana ni humana y no dudo que Batman asumirá la defensa de sus congéneres.
¿Cómo que Batman no es gay? DC Comics informó la semana pasada que uno de sus personajes se revelará homosexual en junio y las opciones son Superman, Batman o la Mujer Maravilla.

En la vida de Superman siempre ha estado presente Luisa Lane. Algunos podrán aducir que el héroe proveniente de Kripton utiliza a su colega periodista para disimular su homosexualidad. No lo creo: entre ellos siempre ha habido una fuerte tensión erótica.
La Mujer Maravilla nunca tuvo hombre, es cierto. Recordemos que se llama Diana y es guerrera como Atenea. Tanto la Diosa romana de la caza como la griega de la guerra, la sabiduría y la justicia, eran vírgenes por voluntad propia. Más bien seres asexuados dedicados a sus ideales.
En cambio a Batman… nunca se le ha conocido mujer, es amigo íntimo de Robin y tiene a Alfred como mayordomo. Total, ¡qué importa! Se trata de un héroe que lucha por la justicia y tiene derecho, como todos, a su vida privada y a escoger su identidad sexual.
Por suerte el hombre murciélago vive en Ciudad Gótica que debe ser un lugar mucho más evolucionado que nuestra pueblerina Costa Rica: sin duda el matrimonio entre personas del mismo sexo allá es legal. Si en junio descubrimos que Batman es el héroe homosexual de la terna de DC Comics, seguramente podrá optar por casarse con el hombre de su vida.
Confiamos en que, en su lucha por la justicia, el paladín encuentre la manera de cerrarle el camino a Cara de Barro VI. El villano pretende incluir una reforma constitucional que solo permita el matrimonio entre hombre y mujer. Además espera que en otro tipo de uniones no se otorguen “los mismos efectos patrimoniales”.
Claro, el extraño personaje no está solo en su propuesta. Su antiguo compañero lo apoya en nombre de un Dios que niega la homosexualidad. Los que levantan la bandera en contra de la exclusión, también se le han unido. ¡Qué inclusivos! Los pocos del partido gobernante que firmaron la iniciativa presumo que esperan conservar los votos de los pequeños poderosillos para que la Asamblea no se les “desmanguere” de nuevo. El resto… no sé por qué aceptan semejante barbaridad. Por decimonónicos, conservadores, intolerantes… supongo.
Confiemos en que Batman interponga un recurso de amparo ante la Sala Cuarta. Esperemos que la Liga de la Justicia se imponga a favor de los derechos de todos.

Claudia Barrionuevo
[email protected]