Barro Vivo: construcciones amigables con el ambiente
Enviar

Hace cinco años, Ayal Bryant dejó de lado el diseño en ingeniería industrial para dedicarse a la construcción natural, lo que le llevó a especializarse en la Universidad de Oxford.

Luego de concluir su preparación académica regresó a Costa Rica, donde creó el proyecto Barro Vivo que se basa en la construcción natural.

La inspiración por las construcciones amigables con el ambiente no surgió de la nada, pues desde niño Bryant ya estaba sumergido en el barro, debido a que sus abuelos se dedicaban a la restauración de casas de adobe en la zona de Escazú.

El objetivo de este emprendimiento es lograr construir todo tipo de estructuras orgánicas y de aprovechamiento de recursos que logren ser proyectos de muy bajas a cero emisiones de carbono.

“Mi formación está enfocada en la construcción sostenible, entonces en cada proyecto se escogen materiales del sitio donde se va a realizar la edificación, usando lo que se tiene a mano y tratando en lo posible de implementar técnicas ancestrales, que se han usado mucho antes de la construcción contemporánea”, explicó Bryant.

En las edificaciones de las casas se incorporan diferentes técnicas, entre las que destaca “El Super Adobe”, desarrollada por un arquitecto iraní, como un proyecto de construcción para la Luna.

Los diseños son en forma en círculos, que en la naturaleza es una de las geometrías más estables.

Esta técnica permite amortiguar las condiciones climáticas, esto gracias al grosor de las paredes de los domos, que permiten una temperatura adecuada dentro de la estructura.

La construcción natural combina tecnología de última generación, y permite el ahorro de energía con técnicas resistentes al paso del tiempo y a los fenómenos naturales.

“Mi visión busca integrar la construcción al medio natural o social en el que el cliente desee desarrollarla, siempre respetando la trayectoria de la luz solar, el viento, el paisaje, el uso de materiales naturales y la funcionalidad”, agregó el ingeniero.

Al construir la estructura no solo se hace una casa, también se crea un pequeño ecosistema que sustenta la vida de sus habitantes.

Cada espacio es aprovechado; por ejemplo los techos pueden captar el agua, proyectando un almacenaje de hasta 25 mil litros que se utilizan para el uso de duchas, sanitarios y riego de plantas; también incorpora biojardineras, piscina natural y calentador de agua solar.

Dentro de la oferta de construcción ecológica que ofrece Barro Vivo, está la fabricación de hornos de barro, estos son considerados por su constructor como una parte muy importante dentro del desarrollo sostenible de los pueblos rurales de Costa Rica.

Se caracterizan por estar construidos completamente de barro, bajo una técnica en la que se mezcla con zacate para formar capas aislantes y retener el calor.

Los hornos son fabricados de manera que no permiten que la estructura se reviente, no requieren mantenimiento, pueden ser personalizados por el cliente y se construyen en exteriores e interiores.

Sobre la empresa

Nombre: Barro Vivo

Fundación: 2014

Contacto: 8501-4118

web: www.barrovivocr.com

Correo: [email protected]

Facebook: Barro Vivo Costa Rica



Ver comentarios