Banco Popular destina ¢150 mil millones anuales a mipymes
“Las pymes han recibido de muy buena manera nuestros paquetes a su medida, ahora mismo hay una alta demanda en el mercado”, comentó Heiner González, jefe de Gestión Comercial de Banca Empresarial de dicha entidad financiera. Esteban Monge/La República
Enviar

El Banco Popular destina por lo menos ¢150 mil millones por año a apoyar el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del país.

Los fondos son parte de su programa de financiamiento inclusivo, que busca dar más herramientas a microempresarias, emprendedores o cualquier negocio que tenga una base jurídica sólida.

El monto del crédito es acorde a lo que la empresa requiera, siempre y cuando su capacidad de pago y garantías se lo permitan.

La entidad ofrece además tasas de interés diferenciadas, plazos extendidos y programas de acompañamiento para que, quienes reciben el beneficio, puedan gestar su proyecto con asesoría profesional.

En los últimos años la cantidad de pymes ha crecido en el país: existen más de 7.500 negocios inscritos ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio; esto se ha reflejado también en un aumento en la petición de préstamos.

Por lo menos el 80% de los fondos crediticios del Popular, es decir unas 12 mil operaciones, se destina a microempresas u otros proyectos productivos en crecimiento, ya sea para personas físicas o jurídicas.

La mayoría de solicitantes utiliza los fondos como capital de trabajo, para adquirir materias primas o activos y todo lo que requieren para operar.

“Nuestra oferta está dirigida a colaborar con el desarrollo y la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas, las cuales constituyen una parte importante en la economía del país; brindamos oportunidades para facilitarles los recursos para operar”, afirmó Heiner González, jefe de Gestión Comercial de Banca Empresarial de dicha entidad financiera.

Otra particularidad que ha implementado el Banco con su sistema de créditos para pymes es la manera en la que mide el nivel de riesgo: la institución realiza una evaluación de campo para comprobar que quien solicitó el crédito realmente se dedica a la actividad que justificó en la solicitud formal.

Por otra parte, y cumpliendo con la normativa legal correspondiente, destinan el 5% de sus utilidades  al fortalecimiento del Sistema de Banca para el Desarrollo, esto se traduce en unos ¢2.500 millones anuales, que benefician a más de 800 empresarios y Asadas.

Los requisitos para tener un crédito con esta entidad son mínimos, buscando crear una relación más cercana con los clientes.

“Requerimos que las empresas nos presenten sus datos, ya sean físicas o jurídicas, algún recibo con dirección, registros de compra y venta de los últimos seis meses, así como el historial tributario y crediticio”, agregó González.

El Banco también hizo un llamado para que los pequeños negocios se formalicen internamente, ya que esta sería una de las razones por las que están acudiendo a otras alternativas de financiamiento que no necesariamente se ajustan a sus necesidades.

¿En qué se puede invertir?

El Popular ofrece las siguientes alternativas para que las pymes utilicen los fondos del sistema de créditos:

  • Capital de trabajo
  • Compra de activos fijos
  • Compra de maquinaria y equipo
  • Capacitación de capital humano
  • Cancelación de pasivos
  • Cambio de equipo tecnológico (amigable con el ambiente)
Ver comentarios