Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Autobuseros divididos por control del cobro electrónico

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 29 junio, 2016

“Esperamos que con la salida de Sebastián Urbina, se retome el plan piloto que se gestó hace unos dos años para implementar este sistema”, dijo Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes. Gerson Vargas/La República


El gremio de los autobuseros se encuentra dividido en cuanto a quién debería controlar el cobro electrónico, el cual haría más trasparente la fijación de las tarifas y la demanda del servicio.

Por un lado, los afiliados a la Cámara Nacional de Autobuseros exigen administrar el sistema, aunque no descartan compartir los datos con los sectores interesados.

Para los empresarios de esta organización, el Gobierno no debería invertir, ni administrar, en un sistema ideado para el sector privado.

Mientras tanto, quienes forman parte de la Cámara Nacional de Transportes apoyan un proyecto en el que el Banco Central sería el guardián de la información encriptada y que se colocaría “en la nube” para que todos los interesados puedan acceder a ella.{l1}autobuseros_secuestraron_transporte_publico{/l1}

Esta última propuesta cuenta con el respaldo de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), por considerar que ya no habría duda sobre la demanda de cada ruta.

La información que se generaría con el cobro electrónico sería vital en el esquema de fijación de tarifas, ya que una pequeña fluctuación en la cantidad de usuarios en una línea, reduciría la tarifa de los pasajes hasta en un 10%.

Actualmente, son las empresas autobuseras quienes hacen esta labor y ni la Aresep, ni el Consejo de Transporte Público (CTP) confirman la veracidad de los datos.

El tema cobra relevancia tras la salida de Sebastián Urbina como viceministro de Transportes, quien dejó el Gobierno la semana pasada por supuesta presión de los autobuseros.

Durante sus dos años como jerarca del CTP, Urbina frenó el plan piloto del cobro electrónico en que el Banco Central iba a ser el administrador de la información, y trató de impulsar un proyecto en que el Gobierno Digital sería el encargado de administrar la información sobre la demanda del servicio.

En principio, ese proyecto le permitía al Estado recaudar el dinero de los pasajes y entregarlo un mes después a los empresarios, lo cual habría sido un motivo de molestia con el exfuncionario.

Ahora, con la salida de Urbina, la Aresep pide nuevamente al Gobierno retomar el plan piloto con el Banco Central.{l2}buses_generan_presas_mientras_elevarian_tarifas{/l2}

“Creemos que este sistema de cobro electrónico, en el que participaría el Banco Central es el ideal, porque le daría transparencia al proceso de fijación de tarifas. Incluso, la Autoridad Reguladora estaría reconociendo esa inversión en los pasajes”, dijo Carolina Mora, vocera de esa institución.

Aunque el Gobierno despidió a Urbina por enfrentarse a los empresarios de buses, Carlos Villalta, ministro del MOPT, ha insistido en que eso no significa que se haya decidido desechar la sectorización y el cobro electrónico.

La idea de sacar al exviceministro tenía como objetivo “oxigenar” las negociaciones en torno a estos importantes temas.