Logo La República

Lunes, 20 de mayo de 2024



NACIONALES


Pico se da en mujeres entre 40 a 50 años, pero se puede presentar en cualquiera de las edades a partir de una vida sexual activa

Ausencia de controles ginecológicos de hasta cinco años eleva el riesgo de desarrollar cáncer de cérvix

Si se detecta a tiempo, es uno de los cánceres cuyo tratamiento tiene los resultados más exitosos

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Viernes 27 enero, 2023


Lucrecia Araya, ginecóloga-oncóloga del Centro de Cáncer y Hematología del Hospital Metropolitano
“El cáncer de cérvix, se puede prevenir, primeramente, con la vacunación contra el VPH, que en el país está disponible para niñas a partir de los 10 años y en el sistema de salud público. Además, si se detecta a tiempo y se trata, es uno de los cánceres cuyo tratamiento tiene los resultados más exitosos”, afirmó Lucrecia Araya, ginecóloga-oncóloga del Centro de Cáncer y Hematología del Hospital Metropolitano. Shutterstock-cortesía/La República.


Falta de controles ginecológicos de hasta cinco años, o una ausencia total de estos, en mujeres con una vida sexual activa, es la principal causa de la aparición del cáncer de cérvix, padecimiento que se desarrolla a partir de un Virus del Papiloma Humano (VPH) no tratado a tiempo.

Lea más: Hospital Metropolitano estrena técnica para mejorar resultados en cirugías de cáncer

“El cérvix es la porción expuesta del útero y es la única que podemos ver a través de la vagina, este tiene una particularidad y es que tiene tejidos muy inestables, entonces el Virus del Papiloma se vale de esto, se aprovecha y hace de este su microambiente, dando cabida a lesiones o displasias, que van desde un grado leve, hasta una severa”, explicó Lucrecia Araya, ginecóloga-oncóloga del Centro de Cáncer y Hematología del Hospital Metropolitano.

Aunque su aparición es más común en mujeres entre los 40 y 50 años, realmente no tiene edad. “Tenemos mujeres de todas las edades, inclusive muchachitas de 18 años en adelante con un factor de riesgo elevadísimo, ya con displasias generadas por el VPH”, agregó Araya, quien también recalcó que, estadísticamente una paciente que llega a una consulta médica y es diagnosticada con un cáncer de cérvix, es porque han desatendido su salud y no llevan un control ginecológico adecuado.

De hecho, 70 de cada 100 casos de cáncer de cérvix diagnosticados en el mundo se asocian al VPH, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

En Costa Rica, la prevalencia de este es de un 22.4% en las mujeres que se realizan una citología normal; de estas el 72.9% hace referencia a lesiones de grado leve, el 89.8% corresponden a lesiones de alto grado y, el 97.1% en aquellas que presentan cáncer cervical.

Lea más: ¿Por qué la vacuna contra el papiloma humano se aplica a niñas?

Con respecto a las señales de alerta o manifestaciones a las que se deben prestar atención se habla de un padecimiento que en su etapa inicial no presenta manifestaciones. Sin embargo, también hay señales de alerta, por ejemplo, flujos vaginales anormales y con mal olor, sangrados vaginales fuera del ciclo menstrual, dolores en pelvis o en la parte baja del abdomen, incluso en cadera o espalda, dolores durante la actividad sexual, y sangrado post coital, que no se deben pasar por alto, porque ya con su aparición son un indicativo de que algo no está bien.

“Es bien sabido que hay pacientes que siempre han tenido el VPH y nunca desarrollan lesiones, podríamos decir asintomáticos; pero también hay algunas que tienen una mayor predisposición a generar lesiones pre malignas, manifestadas en una displasia leve, pasando a moderada y luego a severa, y en ese tiempo, que son como cinco años, que se convierte en cáncer, entonces podemos decir que es una carcinogénesis bastante lenta, no es un tumor que aparece en meses, por lo que si da tiempo de prevenirlo y de vacunarse” detalló Araya.

El 80% de las displasias leves se van a quitar solas, con buenos estilos de vida e incluso complejos vitamínicos; pero no sucede lo mismo con una moderada o severa, que ya requiere de tratamiento, que van desde quitar la lesión, con un procedimiento mínimamente invasivo, hasta tratamientos como la quimioterapia y radioterapia, que es cuando ya se está en presencia del cáncer.

El cáncer de cérvix se puede prevenir, primeramente, con la vacunación contra el VPH, que en el país está disponible para niñas a partir de los 10 años y en el sistema de salud público. Además, si se detecta a tiempo y se trata, es uno de los cánceres cuyo tratamiento tiene los resultados más exitosos.

“Hoy, contamos con farmacologías, procedimientos y tratamientos que nos permiten garantizar a una paciente la recuperación de su salud, siempre en el entendido de que, esa recuperación tiene mucho que ver con el momento en que hagamos el diagnostico”, finalizó Araya.


CANCER DE CÉRVIX


• Se desarrolla a partir de una lesión no tratada a tiempo causada por el Virus del Papiloma Humano
• En el mundo 70 de cada 100 casos de cáncer de cérvix diagnosticados se vinculan directamente al VPH
• La aparición del cáncer de cérvix se vincula a una desatención en controles ginecológicos, ya que esta es una enfermedad que se desarrolla lentamente

¿Cómo se puede prevenir?
• Vacunación contra el VPH
• Controles ginecológicos anuales o incluso semestrales, ante la presencia de lesiones pre malignas ya encontradas y tratadas

Señales de alerta
• Flujos vaginales anormales y con mal olor
• Sangrados vaginales fuera del ciclo menstrual
• Dolores en pelvis o en la parte baja del abdomen, incluso en cadera o espalda
• Dolores durante la actividad sexual y sangrado post coital

Centro de Cáncer y Hematología del Hospital Metropolitano https://crmetropolitano.com/
Dirección Segundo Piso, Hospital Metropolitano Sede Lindora
Horario de atención de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
Teléfonos 4035-1212, extensión 1604 o, 7081-2953


NOTAS RELACIONADAS


Rafael Acuña, jefe de Radiología del Hospital Metropolitano

Hospital Metropolitano cuida salud de mujeres con mamógrafos de última generación

Martes 29 marzo, 2022

Las pruebas de imagen son fundamentales para el diagnóstico temprano de infinidad de patologías, como el cáncer de mama,







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.