Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



BLOOMBERG


Arizona, Apple y Obama ante el desempleo

Bloomberg | Martes 11 febrero, 2014

La planta de Apple en Mesa es un ejemplo del tipo de manufactura en que Estados Unidos puede ser competitivo. Bloomberg/La República


Arizona, Apple y Obama ante el desempleo

Arizona fue descartada por Apple Inc. en 2012, cuando el fabricante del iPhone eligió a Texas para construir un nuevo centro de operaciones. Scott Smith, alcalde del suburbio de Mesa en Phoenix, estaba decidido a evitar que se repitiera la historia.
Por eso, el año pasado, cuando Apple buscaba un lugar para instalar una fábrica que produjera un vidrio más fuerte para sus aparatos, Mesa no se detuvo ante nada. La ciudad, donde la crisis inmobiliaria hizo estragos en 2007, ofreció reducciones de impuestos, instaló líneas de alta tensión, aceleró los trámites de los permisos de obra y logró que el estado declarara que una planta vacía de 1,3 millón de pies cuadrados (120.774 metros cuadrados) era una zona de comercio exterior.
Dado el alto desempleo, este es el tipo de esfuerzo que las ciudades están dispuestas a hacer para seducir a la compañía más valiosa del mundo.
“El que venga una compañía como Apple e invierta en nuestra zona, especialmente con este tipo de instalaciones, es significativo”, dijo Smith, que tuvo éxito cuando a fines del año pasado Apple gastó $114 millones para comprar la fábrica.
El alcalde festejó colocando fuentes de manzanas verdes y rojas en la sede del gobierno municipal.
Sin embargo, mientras Apple se apresta a abrir la fábrica con 700 empleos de tiempo completo este mes, junto con 1.300 puestos de trabajo de construcción temporales, su llegada no es una panacea para la región que rodea a Phoenix y se da el nombre de Silicon Desert. Según Smith, la zona perdió unos 300 mil empleos después de la crisis del mercado inmobiliario de 2007, y sólo se recuperará la mitad de ellos.
Jabil Circuit Inc., una empresa de electrónica, cerrará su planta en la cercana Tempe, eliminando 1.400 puestos. Motorola Inc., antes el mayor empleador de Mesa, comenzó a levantar sus plantas hace más de una década. La fábrica que compró Apple tenía previsto tomar a 600 personas -y 4.000 más si resultaba exitosa- antes de que el antiguo dueño, el fabricante de paneles solares First Solar Inc., se retirara en 2012.
“La recuperación avanza lentamente”, declaró en una entrevista Smith, republicano que se postula a la gobernación de Arizona.
La experiencia de Mesa sirve como caso de estudio para lo que podría ocurrir en ciudades de todo el país en tanto el presidente Barack Obama defiende la manufactura como motor del crecimiento económico.
Si bien la economía estadounidense sumó 500 mil nuevos puestos de trabajo en la manufactura en los últimos cuatro años, perdió 5,5 millones de ese tipo de empleos de 1998 a 2013, según el Departamento de Trabajo.


Bloomberg






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.