Arianna Huffington quiere vender las siestas en las oficinas
Foto Bloomberg
Enviar

Semanas después de dejar el sitio web de noticias que lleva su nombre para lanzar un servicio de bienestar en las empresas llamado Thrive, Arianna Huffington contrató a exdirectivos de The New York Times y Google para el nuevo emprendimiento que apunta a enseñar a las compañías a “ocuparse de la totalidad del ser humano”.

Al ingresar en el sector ya saturado del bienestar en el lugar de trabajo con incentivos para dejar de fumar y desafíos a cumplirse por pasos, Thrive buscar ir más allá de las propuestas habituales y centrarse en los “aspectos mentales de nuestras vidas, en lo que ocurre en nuestra cabezas, dijo Huffington en una entrevista.

“Es algo que trasladamos a nuestro trabajo”, agregó.

Huffington pasó más de una década al frente del Huffington Post, diario que fundó en 2005, pero con los años su interés pasó de las noticias a la búsqueda del delicado equilibrio entre la vida personal y el trabajo. En los últimos dos años, publicó dos libros –Thrive: The Third Metric to Redefining Success and Creating a Life of Well-Being, Wisdom, and Wonder (Thrive:

El tercer parámetro para redefinir el éxito y crear una vida de bienestar, sabiduría y maravilla) y el manifiesto a favor de la siesta en el lugar de trabajo “The Sleep Revolution “ (“Dormir bien”, en su versión en español)–, ambos repletos de teorías que ahora aplica a su nuevo negocio. El mes pasado anunció que abandonaba el sitio que lleva su nombre para dedicarse a su emprendimiento más reciente.

En esencia, Thrive es una consultora especializada en bienestar corporativo. Las empresas pagan a los mentores capacitados por Thrive para que den consejos sobre salud y bienestar a su personal sobrecargado de trabajo y con pobre desempeño. Pueden optar por cursos online o presenciales, con sesiones que duran desde dos horas hasta seis semanas. Huffington dijo que la consultora Accenture ya ha contratado sus servicios y que JPMorgan Chase también acordó formar una sociedad.

Además de los cursos, Thrive tendrá una sección de medios, como informó Bloomberg en junio. Huffington había dicho antes que no es una compañía de medios, pero señaló en una entrevista que tendrá “una plataforma para consumidores sumada a la plataforma corporativa que estará reforzando nuestro mensaje constantemente”. Al igual que el Huffington Post, el sitio contará para sus contenidos con grandes nombres, entre los que figurarán atletas y expertos. También venderá productos relacionados con el bienestar como almohadas y suplementos alimentarios, y Huffington espera que más adelante se convierta en una plataforma de discusión abierta al público, algo en lo que está trabajando con Medium, agregó.

Pero con su ingreso en el sector de bienestar en las empresas, que la consultora de mercado IBISWorld valúa en $6 mil millones, Thrive compite en un espacio ya saturado. Huffington, que pregona la desintoxicación digital, las siestas en la oficina y desconectarse de la tecnología en las vacaciones, no está sola en intentar introducir el concepto de mindfulness en las empresas. Muchas otras firmas de bienestar se ocupan del cuerpo y la mente, y ofrecen actividades de movimiento en el lugar de trabajo así como meditación.

Los presupuestos destinados al bienestar corporativo se han disparado en momentos en que las compañías intentan bajar los costos de seguros de salud ya que una fuerza laboral más saludable implica costos de seguros más bajos y mayor productividad. Sin embargo, un estudio muy citado de RAND Corporation puso en tela de juicio muchas de esas ofertas de bienestar al observar que pese a todo el dinero que se invierte en ellas, las empresas ahorran poco en materia de cuidado de la salud: por cada dólar gastado en programas de “manejo del estilo de vida” –como iniciativas para dejar de fumar o bajar de peso– las empresas ahorraron apenas 50 centavos, determinó el estudio.


Ver comentarios