APM Terminals pide a nuevo gobierno prioridad para ruta 32
“Actualmente es vital para todo el país que se prioricen los proyectos que, en conjunto con otros actores, puedan traer desarrollo a Costa Rica. Por eso, reiteramos nuestra confianza en que el Estado logre eliminar los factores limitantes de desarrollo para Limón”, dijo Kenneth Waugh, director general de APM Terminals en el país. Esteban Monge/La República.
Enviar

El atraso en la ampliación de la ruta 32 a cuatro carriles preocupa a la empresa APM Terminals, que tiene previsto operar la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM) a partir de febrero de 2019.

En ese sentido, la empresa espera que el nuevo gobierno entienda la necesidad de priorizar la ruta sobre otros proyectos de infraestructura.

Y es que, a un año y unos cuantos meses de la inauguración, el Estado reporta 1.400 expropiaciones pendientes, así como unas 700 invasiones del derecho de vía.

Asimismo, no hay claridad sobre el costo de relocalizar servicios públicos —Internet, alumbrado, electricidad y oleoducto— a lo largo de la ruta, además de un estudio arqueológico pendiente para descartar un cementerio indígena.

La preocupación de la empresa se debe a que con la entrada en operación de la TCM, se prevé una mayor cantidad de furgones circulando hacia Limón, en una carretera que hoy día solo tiene una vía por sentido.

“El impacto positivo de la TCM dependerá de una serie de mejoras en áreas de prioridad, como infraestructura vial, gestión municipal, educación, seguridad ciudadana, entre otros. La ampliación y la mejora de la ruta 32 es una de estas, y confiamos en que el Estado sabrá entender y priorizar la necesidad de esta importante ruta”, dijo Kenneth Waugh, director general de APM Terminals en el país.

El pasado 13 de noviembre el presidente Luis Guillermo Solís giró la orden de inicio del proyecto, por lo que en principio estaría listo en 34 meses; es decir, en setiembre de 2020, siempre y cuando no haya atrasos.

Sin embargo, diputados de Limón y empresarios caribeños creen que las expectativas para que China Harbour Engineering Company (CHEC) cumpla con el plazo son una ilusión, ya que las expropiaciones suelen ser procesos largos y complejos.

“Como limonense me siento contento porque al girarse la orden de inicio, ya no hay vuelta de hoja al proyecto y las dos partes están comprometidas; sin embargo, hay una cantidad de labores pendientes que podrían no cumplirse en el plazo establecido”, dijo Randy Gordon, secretario de la Cámara de Comercio y Turismo de Limón.

Mientras tanto, abogados expertos en materia de expropiaciones no creen que un par de reformas aprobadas por los diputados, agilizarían el proceso.

Esto, porque a menudo los proyectos se atrasan por la falta de recursos, tanto administrativos como judiciales, además por la ineficiencia que rige en el diseño de los proyectos viales, dijo Natiuska Traña, asociada de Pacheco Coto.

Además de la ampliación a cuatro carriles, la obra contempla la construcción de 36 nuevos puentes y el reforzamiento de los existentes, así como la edificación de 13 pasos a desnivel y 11 retornos.

Está prevista además, la construcción de cinco intercambios ubicados en Río Frío, Guápiles, Siquirres, el acceso a la Terminal de Contenedores de APM y Moín, entre otras obras.

Se trata de la inversión de $465 millones, de los cuales $396 millones son vía empréstito con el Eximbank de China y una contrapartida nacional por $69 millones.

Plan urgente

El proyecto de ampliación de la ruta 32 es fundamental para el sector productivo, ya que entre el 80% y 90% de la carga nacional sale por el puerto de Limón, por lo que se requiere un mejoramiento de esa vía.

-Ampliación a cuatro carriles de 107 kilómetros entre Río Frío y Limón

-La obra contempla 36 nuevos puentes y el reforzamiento de existentes

-Se construirán 13 pasos a desnivel y 11 retornos

-Está prevista además la edificación de cinco intercambios en Río Frío, Guápiles, Siquirres, el acceso a la TCM y Moín

-Habrá 24 puentes peatonales y bahías para autobuses

Fuente MOPT

 

Ver comentarios