APM Terminals está al día en sus obligaciones con todos sus contratistas directos
Enviar

La empresa APM Terminals, encargada de la construcción y administración de la nueva Terminal de Contenedores de Moín (TCM), aclaró que no tiene relación contractual alguna con la firma Euroconcretos y que se mantiene en regla con todos sus deberes financieros con el consorcio Van Oord/BAM International (VOBAM), que es el encargado de la edificación de la megaterminal.

“APM Terminals se encuentra al día con sus obligaciones con todos sus contratistas directos. La relación que pueda tener VOBAM con sus subcontratistas es una relación entre dos partes que se regula por un contrato civil y que solo involucra a la parte contratante y al contratado”, detalló Kenneth Waugh, director general para Costa Rica de APM Terminals.

La relación de Euroconcretos con VOBAM es una relación privada e independiente entre dos partes, y no tiene relación con el contrato de concesión de la TCM”, agregó el jerarca.

La aclaración de APM Terminals se da luego de una publicación de Diario Extra, en donde se relaciona la construcción de la TCM con el conflicto legal que mantienen Euroconcretos con el consorcio Van Oord/BAM International.

El proyecto de la TCM se encuentra ya en la última fase de la construcción y significa para Limón una gran oportunidad de desarrollo.

Se estima que en el primer año de operación, APM Terminals tendrá que cancelar entre $10 millones y $12 millones al gobierno y a partir de ahí, el canon irá aumentando conforme se incremente la carga y descarga de contenedores.

Para 2030 ya se estarán cancelando unos $32 millones anuales y para 2045 el acumulado sería de casi $1 mil millones, por lo que Limón podría convertirse en un puerto de talla mundial.


Ver comentarios