Enviar
Operadores aumentaron cobertura del servicio y suman incentivos por el mismo precio
Apertura en Internet dispara suscripciones un 50%
Durante 2009 se activaron en total 81 mil nuevas conexiones entre todas las velocidades, de acuerdo con Barómetro Cisco

Tras casi un año desde que la primera empresa privada ofrece el servicio de Internet como proveedor directo, los resultados demuestran un incremento del 50% en la cantidad de conexiones, llegando a los 242 mil suscriptores entre domésticos y residenciales.
Este cambio en el mercado se debe a que la competencia obligó a las empresas a aumentar la cobertura.
Ahora, quienes prestan el servicio son más proactivos en buscar a sus clientes, así como brindar valor agregado a la simple conexión para diferenciarse.
Con la entrada de Amnet como operador privado, se produjo una migración de clientes debido a la variedad de paquetes que empezó a lanzar al mercado.
Actualmente esta compañía ofrece a sus abonados la posibilidad de ejecutar en línea un antivirus diseñado por McAfee llamado Mundo Amnet, y da incentivos adicionales a las conexiones de alta velocidad.
Además, esta empresa cuenta con diferentes opciones residenciales como Internet de banda ancha, servicios de enlaces corporativos, transmisión de datos locales y regionales, entre otros.
“Tenemos la oferta de servicios de valor agregado más importante de Centroamérica, por medio de la cual nuestros clientes podrán disfrutar mayores beneficios sin costo adicional”, expresó Raúl Ibáñez, gerente general de Amnet.
El dar esos servicios adicionales a los suscriptores elevó la exigencia del mercado y en eso coinciden quienes diseñan las estrategias para ganar nuevos clientes.
Si bien las tarifas deberán seguir una tendencia a la baja, la calidad del servicio, atención y la tecnología puesta a servicio de los usuarios serán determinantes, admitió Alberto Bermúdez, gerente general de Racsa.
El factor precio ha variado relativamente poco. Por ejemplo, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) vende estos servicios a un costo que oscila entre $19 y $178, estrategia invariable con respecto a los años en que no había apertura.
Pero Racsa y Amnet compiten más en el tema de costo, con precios que van desde $14 hasta $130.
A pesar de esto, el ICE es el operador más grande, ya que tiene el 63% del mercado de conexiones a Internet.
Las ventajas del ICE previas a la apertura eran su infraestructura y el respaldo de ser el proveedor por excelencia del servicio, incluso por encima de Racsa.
Cabe destacar que el segmento de conexiones a Internet con mayor dinamismo es el que va de 512Kbps a 1Mbps, que creció un 257% y actualmente representa unas 100 mil conexiones contra 28 mil en 2008.
Esto evidencia que el hecho de que las empresas motiven a sus clientes a contratar velocidades más altas ha tenido resultado.
El servicio de Internet de banda ancha permite a los usuarios almacenar mayor cantidad de datos y transmitirlos de cinco a 20 veces más rápido con respecto a la banda angosta (menos de 512 kbps).
“La disponibilidad de banda ancha permite tener mejores servicios con mayor velocidad y los usuarios pueden acceder a gran variedades de contenidos multimedia”, expresó Róger Echeverría, experto en telecomunicaciones.
Por ello, tener una mayor conexión de banda ancha significa para el país una mejora competitiva, crecimiento económico y aumento en la productividad.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios