Antonio Álvarez corre el riesgo de quedar fuera de segunda ronda
“Como lo he hecho en mi campaña, en nuestro gobierno no habrá espacio para corruptos. Seré implacable contra la corrupción y cerraré sus portillos”, dijo Antonio Álvarez, candidato del PLN. Gerson Vargas/La República.
Enviar

Si Antonio Álvarez Desanti no detiene la caída libre que las encuestas vienen reportando desde hace tres meses, el verdiblanco corre el riesgo de quedarse fuera de una eventual segunda ronda electoral.

Y es que el escándalo del cemento chino ha salpicado al Partido Liberación Nacional (PLN), a pesar de que las comparecencias en el Congreso y los allanamientos por parte de la Fiscalía y el OIJ, se han concentrado principalmente en figuras del PAC y del Movimiento Libertario, incluido el presidente Luis Guillermo Solís.

A finales de agosto, Álvarez tenía el respaldo del 37% de los electores decididos a votar, mientras que para el 30 de noviembre, su apoyo había bajado a un 29%, de acuerdo con la empresa encuestadora Opol Consultores.

Por su parte, Juan Diego Castro del PIN pasó de 20% a 29% en ese mismo lapso, mientras que Rodolfo Piza del PUSC se mantiene en un 12%.

La pérdida de terreno de Álvarez es preocupante para el PLN, sobre todo si al mismo tiempo se está reportando un alto porcentaje de electores —entre 24% y 37% según la casa encuestadora— que no han decidido cuál es su candidato.

“Antonio Álvarez se mantiene en la pelea, pero disminuye un poco en cada encuesta. Le urge detener su caída para no correr el riesgo de que un tercero se meta y le supere dejándolo fuera de la segunda ronda. Su base es una parte del liberacionismo, aunque no termina de convencer a todos los verdiblancos”, dijo Claudio Alpízar, analista político.

Además de Opol Consultores, otras encuestadoras como CID Gallup y el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la UCR, han reportado la pérdida de terreno del aspirante verdiblanco.

“A mi entender a estas alturas de la contienda, ninguno de los candidatos tiene un lugar garantizado en una segunda ronda”, dijo Vanessa Calvo, analista independiente.

Ante esta situación, no es de extrañar que la semana pasada Antonio tratase de dar un golpe de timón a su campaña y por medio de una cadena de televisión que llamó “Los dos minutos más importantes para este país”, prometió mano dura contra la corrupción.

Álvarez culpó al mandatario Luis Guillermo Solís por el escándalo de la corrupción, además de descartar la intervención de un “falso profeta”. El objetivo de la cadena de televisión era a todas luces distanciarse públicamente del caso del cemento chino que tanto le ha dañado.

“No permitiremos que el presidente Solís y su equipo se laven las manos. Se facilitaron créditos, cambiaron reglamentos, permitieron importaciones irregulares y reuniones frecuentes en casa presidencial. Tampoco necesitamos un falso profeta, necesitamos firmeza con seriedad y que se aplique la ley. Como lo he hecho en mi campaña, en nuestro gobierno no habrá espacio para corruptos. Seré implacable contra la corrupción y cerraré sus portillos”, dijo Álvarez.

En caída

Antonio Álvarez empezó la campaña en el primer lugar de la contienda electoral y en cuestión de meses ha cedido mucho terreno (cifras en porcentaje).

Mes                               Opol Consultores                        CIEP-UCR
Noviembre                            29                                                15  
Octubre                                30                                                 20
Setiembre                             31                                          Sin reporte
Agosto                                  37                                                 25
Fuente Opol Consultores y CIEP-UCR.
*Se toman los datos únicamente de los decididos a votar  

Ver comentarios