Antiguo tajo renace como atractivo turístico
Benoit Dessard Chevalier es el principal impulsor del proyecto. Esteban Monge/La República
Enviar

Un antiguo tajo ubicado en el límite oeste de la Zona Industrial en Ciudad Colón, se convirtió en una obra sin igual en el país.

Esta belleza arquitectónica, cerrada hace 25 años y hoy abierta al público, se denomina Anfiteatro De Villa, goza de una vista hermosa sobre el cañón del río Virilla y está formado por una concha acústica para disfrutar de conciertos al aire libre.

“El tajo fue usado por una planta de asfalto que dejó el terreno en un estado lamentable de contaminación. Por su belleza, nos pareció obvia la obligación de primero descontaminar el sitio y ver la forma de abrirlo al público”, comentó Benoit Dessard Chevalier, su impulsor.

El diseño se hizo respetando la topografía y priorizando la vegetación en todas partes, además se colocaron esculturas de estilo clásico en mármol, bronce o resina.

“Se buscó aprovechar cada rincón con potencial como terraza-mirador, así como senderos. El concepto original fue la tropicalización del arte de estilo clásico europeo, se puede descubrir la famosa fuente de Trevi de Roma en Italia, teniendo como fondo una pared alta de material volcánico con helechos”, comentó.

También se pueden apreciar réplicas del “Pensador” de Auguste Rodin, y “El Beso”, del mismo escultor francés.

Otro de los grandes atractivos son las cavernas, que cuentan con una red de 500 metros de pasillos que unen siete salones a más de 40 metros bajo tierra.

“Hace tres años, Ruben Dario Monsalve, un amigo y artista colombiano estaba haciendo un altorrelieve en el paredón. Mis hijos, entonces de seis y nueve años, me dijeron: Papá, sería muy chiva que uno pudiera meterse dentro de la montaña y esconderse detrás de la obra en proceso”, contó.

Los estudios geofísicos previos confirmaron la factibilidad gracias a la naturaleza y condiciones del material de origen volcánico llamado ignimbrita, una roca similar a la que se encuentra en las cavernas y redes subterráneas de Capadocia en Turquía.

La sala más importante de las cavernas es una capilla de estilo medieval, con su ábside y su cripta; además cuenta con murales del artista y restaurador costarricense Nelson Araya, de Palmares.

La iluminación y la música de ambiente, son parte de la experiencia.

Quienes deseen, pueden asistir a los tours de media hora, se puede también proponer un servicio de comida, al estilo de los estofados belgas o plato de fiambres y quesos, disfrutar de una buena copa de vino, un ron o un exquisito café.

Actualmente se trabaja en la organización de eventos empresariales o privados.

“El proyecto comenzó hace unos cuatro años y aunque faltan todavía detalles estamos a punto de empezar a trabajar con tour operadores y demás profesionales del sector turístico”, puntualizó.


Detalles

Qué Anfiteatro De Villa

Dónde Del Freshmarket de Brasil de Mora, 600 metros al oeste

Información En 8855-5406

Facebook @anfiteatrodevilla

Correo [email protected]



Ver comentarios