Ampliación de vía Cartago metida en un limbo
“A mí me da la impresión de que nos han vacilado, de que este tema no se ha tomado con seriedad y que a final de cuentas este Gobierno no avanzará en nada”, dijo Mario Redondo, diputado de Cartago por el partido Alianza Demócrata Cristiana. Esteban Monge/La República
Enviar

Si por la víspera se saca el día, los cartagineses tendrán que seguir tolerando por mucho más tiempo las interminables presas que se generan diariamente en la ruta Florencio del Castillo, la cual conecta a la Vieja Metrópoli con San José.

Un año después de que se habilitara legalmente la figura del fideicomiso, el Gobierno tiene “engavetado” cualquier proyecto mientras hace estudios. 

También bloquea cualquier intento para dar en concesión la mejora de la ruta, de acuerdo con legisladores de varios partidos que señalan “falta de seriedad” en este tema, sobre todo, porque Cartago pierde competitividad aceleradamente en comparación con otras provincias.

Actualmente, unos 60 mil automotores circulan por esa pista cada día, de acuerdo con el MOPT. 

“Ha pasado más de un año desde que el Congreso aprobó la ley de fideicomiso para la vía a Cartago y a pesar de eso, y de las promesas del Gobierno, no sentimos un verdadero compromiso en este tema, de hecho, a mí me da la impresión de que nos han vacilado, de que este tema no se ha tomado con seriedad y que a final de cuentas este Gobierno no avanzará en nada”, dijo Mario Redondo, diputado de Cartago por el partido Alianza Demócrata Cristiana.

La Ley de Desarrollo del Corredor Vial San José-Cartago, aprobada por los legisladores en agosto del año pasado, permitiría al Gobierno escoger entre un fideicomiso, o bien, impulsar el plan por medio de un binomio con participación pública y privada.

Aún no se sabe cuánto costaría la ampliación y mejora de la carretera.
No obstante, la propuesta de los legisladores para el corredor vial San José-Cartago constaría de un total de 24 kilómetros y tres tramos.

El primero sería de 3 kilómetros, denominado “Nueva Radial Zapote-Curridabat”, el cual se iniciaría en la Rotonda Zapote, en la Ruta 215 y finalizaría al lado sur de la ciudad de Curridabat, con tres carriles por sentido.

El segundo tramo contemplaría la ampliación y mejoramiento del tramo existente de 17 kilómetros de la Autopista Florencio del Castillo con tres carriles en cada sentido, así como la construcción de la conexión de esta autopista con la ciudad de Cartago. 

201707281732030.530-mapa.jpg

La última fase incluye la ampliación del tramo existente de 4 kilómetros desde el cruce de la entrada de Cartago hasta el puente del río Purires en San Isidro de El Guarco, a dos carriles.

“Hace más de un año que el Gobierno está haciendo estudios y a estas alturas, ya no entendemos por qué dura tanto en tomar una decisión. Lo que más nos preocupa es que mientras no haya planes concretos para ampliar la carretera, nadie va a querer invertir un cinco en Cartago, alejando el desarrollo y las fuentes de empleo de la provincia”, dijo Frank Camacho, diputado del Frente Amplio y representante por esa provincia.

Con motivo de las fiestas de independencia del año pasado, el presidente Luis Guillermo Solís se comprometió públicamente en el parque de Cartago, a que echaría a andar un fideicomiso para desarrollar esta importante obra de infraestructura.

Asimismo, se comprometió a mejorar el sistema de trenes que usan diariamente miles de personas, no solo para viajar a la antigua capital, sino también para favorecer a los pasajeros de Alajuela y Heredia.

Sin embargo, ninguna de esas promesas se ha cumplido.
 

Ver comentarios