Ampliación de radial a Lindora quedará lista en 2019
La remodelación de vía hacia Lindora es fundamental para la competitividad de las empresas, indica Manuel Freer, CEO de Urban Partners. Esteban Monge/La República
Enviar

La ampliación de la carretera hacia Lindora a cinco carriles quedaría lista para abril de 2019, de acuerdo con el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), siempre y cuando no haya nuevos atrasos.

El proyecto es fundamental para el cantón de Santa Ana, así como para el comercio de la zona y para los miles de visitantes y trabajadores que a diario se desplazan a esa localidad.

El tramo impactado servirá para conectar Santa Ana con San Antonio de Belén, que es una vía por la que circulan unos 32 mil vehículos diarios.



Se trata de ampliar la vía a cinco carriles, dos por sentido y uno para giros, a lo largo de 1,6 kilómetros entre el puente sobre el Río Virilla y el puente sobre el río Corrogres.

Ambas estructuras también se ampliarán por medio de un contrato independiente ya aprobado para el primero, mientras que el otro es parte de las obras de ampliación de la radial, que incluirá además las alcantarillas de las quebradas Pilas y Rodríguez.

Los trabajos comenzarán en abril, de acuerdo con Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes.

“Este Gobierno dejará bastante avanzado un proyecto que es fundamental e impostergable para los vecinos y comerciantes de la zona, así como para toda la gente que se desplaza hasta el lugar para trabajar”, agregó Villalta.

En total, la obra costará unos $8,5 millones y estará bajo la supervisión de UNOPS, que es un ente adscrito a la Organización de las Naciones Unidas en materia de infraestructura.

A UNOPS le corresponderá revisar, adecuar y aprobar los planos ya existentes para la ampliación de la radial y será la responsable del proceso de contratación y la supervisión de la ejecución de las obras, tras el aval que dio la Contraloría General de la República la semana pasada.

Al comenzar este mes, iniciará la construcción del nuevo puente sobre el río Virilla a dos carriles. La estructura se sumará al existente de dos carriles, lo que permitirá disponer de cuatro carriles para el tránsito en la zona, el doble de la actualidad.

La noticia de que la Contraloría avaló a UNOPS para que se encargue de la ampliación de la vía hacia Lindora, es celebrada por los empresarios de la zona.

Esto, porque desde el gobierno anterior se viene trabajando con el Estado para adecuar la infraestructura vial a las necesidades de los usuarios.

Es por eso que un grupo de empresarios aportó alrededor de $500 mil para la elaboración de planos y relocalización de servicios públicos, como fue por ejemplo, el traslado de unos 85 postes del tendido eléctrico.

“Hemos trabajado con varios ministros de Obras Públicas y Transportes para que este proyecto sea una realidad, ya que los embotellamientos no solo afectan la calidad de vida de los vecinos, sino también la competitividad para hacer negocios”, dijo Manuel Freer, CEO de Urban Partners.

Además de dicha desarrolladora inmobiliaria, las empresas Cuestamoras, Terrazas Lindora, Matra, Forum II y Lindora Park han aportado capital, mientras que el Consejo de Desarrollo Inmobiliario aportó su guía al inicio del proyecto.

 


OBRA DE IMPACTO


El proyecto ampliará la vía a Lindora a cinco carriles, dos por sentido y uno para giros, a lo largo de 1,6 kilómetros entre el puente sobre el río Virilla y el puente sobre el río Corrogres.

$8,5 millones

Costo de la ampliación de la vía hacia Lindora

1,6 kilómetros

Tramo por impactar

9

Meses que se tardará en hacer la ampliación

32 mil

Cantidad de automotores que circulan entre Lindora y Belén diariamente

Fuente MOPT

 

Ver comentarios