Ambiciones automovilísticas de Apple deberían preocupar a Tesla
Apple inicialmente había estado buscando fabricar su propio auto, pero cambió de rumbo y ahora está priorizando la tecnología subyacente para la conducción autónoma. Bloomberg/La República
Enviar

Es posible que Tesla Inc. enfrente más competencia de otros gigantes de la tecnología que lo inicialmente temido, y uno de los analistas que había sido muy optimista sobre la empresa está cada vez más preocupado.

Adam Jonas, de Morgan Stanley, quien rebajó la calificación de las acciones de Tesla a mediados de mayo por el riesgo de la competencia de las compañías tecnológicas más grandes del mundo, está reiterando sus inquietudes después de escuchar al máximo responsable ejecutivo de Apple Inc., Tim Cook, describiendo los planes del fabricante del iPhone.

"Los inversores de Tesla deben prepararse para una seria competencia por el talento y el capital de inversión en este mercado”, dijo Adam Jonas, de Morgan Stanley en una nota a clientes.

Muchas empresas tecnológicas están participando en la carrera hacia la cima en el futuro de la industria automovilística, tales como la división Waymo, de Alphabet Inc., que logró un acuerdo con Fiat Chrysler Automobiles NV y Lyft Inc. para desarrollar la tecnología, y la apertura de oficinas en Silicon Valley por fabricantes de automóviles que van de BMW AG a General Motors Co.

Apple inicialmente había estado buscando fabricar su propio auto, pero cambió de rumbo y ahora está priorizando la tecnología subyacente para la conducción autónoma.

A Jonas también le preocupa que este solo sea el primer paso para Apple. "Creemos que, con el tiempo, Apple finalmente trascenderá el software y diseñará un coche completo o lanzará una plataforma para servicios y contenido de terceros. Esto se debe a que Apple argumenta que tiene más éxito cuando se integra verticalmente en un mercado, controlando el hardware y el software y creando una plataforma", concluyó.

La acción de Tesla está calificada con ocho recomendaciones de compra, diez de retención, y seis de venta, con un precio objetivo promedio de $300, o alrededor del 20% menos que el cierre de ayer. En enero de 2016, Jonas tenía un precio objetivo de $450.

Ver comentarios