Logo La República

Miércoles, 5 de agosto de 2020



NACIONALES


Según estudio de Promotora de Comercio Exterior

Alto costo aleja a pequeñas empresas de alternativas al plástico

Materiales biodegradables tienen potencial exportación a países caribeños

Jeffry Garza [email protected] | Jueves 12 diciembre, 2019

Roberto Coto posa junto a utensilios de material biodegradable color blanco
“No es un tema que las empresas están anuentes o no a mudar hacia opciones más ecoamigables, existe una limitante económica que lo impide”, dijo Roberto Coto, de la Dirección de Inteligencia Comercial de Procomer. Cortesía Procomer/La República.


El alto costo de producir plásticos biodegradables, compostables o de materiales reciclados es el obstáculo para que las micro y pequeñas empresas ofrezcan más alternativas amigables con el ambiente.

Si bien este segmento de la industria ha mostrado interés en incursionar en ese mercado, lo desincentiva la negativa de los consumidores en asumir el costo adicional que representa la producción de este tipo de materiales.

Así lo consideró el 55% de las empresas que participó en un estudio elaborado por la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Lea más: Un 60% de las personas cree que el daño al medioambiente afecta su salud

Entre micro y pequeñas industrias abarcan el 51% del total de empresas dedicadas al negocio del plástico y producen el 41% de todos los productos amigables con el ambiente, elaborados a base de plástico biodegradable y materiales reciclados.

Ninguno de estos subsectores ofrece soluciones a partir de materia prima compostable.

El mercado de productos amigables se concentra principalmente en las empresas medianas, las cuales representan el 47% de la producción a base de plásticos reciclados o biodegradables y el 80% de la manufactura de alternativas compostables.

En cambio, las grandes compañías del plástico colaboran solo con el 12% de los productos amigables, pese a contar con recursos para producir a partir de resinas ecológicas.

“No podemos hablar de una migración hasta que las grandes empresas hagan un cambio significativo en sus esquemas productivos. En el tema de las micro y pequeñas, hay un factor económico que no les permite hacer esa transición”, explicó Roberto Coto, autor del estudio liderado por Procomer.

No obstante, hay esperanza en que el mercado de productos amigables alternativos al plástico crezca, esto por las oportunidades que brindan mercados cercanos.

Por ejemplo, existe potencial para exportar a países del Caribe, donde las legislaciones contra el plástico tradicional son más fuertes y se incentiva el uso de bioplástico.

Lea más: McDonald’s le ahorró al ambiente 12 millones de pajillas

También, pueden considerar las prohibiciones de algunos productos en varios países, como las bolsas en Panamá, México, Uruguay, Haití y en Buenos Aires de Argentina.

Por otra parte, la industria de la producción de plástico en el país sigue pujante, con un crecimiento sostenido entre 2010 y 2016 cercano a los ¢40 mil millones, según cifras de Procomer.

Dicha industria está compuesta por 56 empresas que generaron más de 4.700 empleos en 2018.

El estudio de Procomer se delimitó a las compañías manufactureras de plásticos desechables (bolsas, empaques, envases, botellas, utensilios de alimentación y similares).

No se tomaron en cuenta las pajillas, el único producto plástico que por ley será prohibido a partir del próximo año.


PLÁSTICO AMIGABLE


La mayor parte de la producción de plástico amigable con el ambiente recae en las empresas medianas (cifras de Procomer en porcentajes)

Categoría Micro Pequeña Mediana Grande
Algún producto amigable 12 29 47 12
Reciclado 11 44 33 11
Biodegradable 22 11 56 11
Compostable 0 0 80 20


NOTAS RELACIONADAS


Alejandra Ortiz, de Kantar Worldpanel, posa en una oficina con decoración verde

Un 85% de los costarricenses no actúa para reducir el consumo de plástico

Lunes 25 noviembre, 2019

Solo un 13% de la población reconoce la importancia de reducir el uso de este material.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.