Alonso estará en Malasia
Enviar

Alonso estará en Malasia

El equipo McLaren confirmó la reaparición, este fin de semana, del español Fernando Alonso en el Gran Premio de Malasia, segundo del Mundial 2015 de Fórmula Uno, tras perderse el arranque de la temporada en Australia a consecuencia de su accidente, un mes antes, en los ensayos de Barcelona.
“McLaren-Honda se complace en anunciar, a expensas de la definitiva valoración médica de la FIA el próximo jueves 25 en el circuito de Sepang, que Fernando Alonso regresará a la cabina de su MP430 para el Gran Premio de Malasia, este fin de semana”, informa la escudería británica en un comunicado.
McLaren recuerda que desde su accidente en Barcelona, “Fernando ha seguido un riguroso y especializado programa de entrenamiento, diseñado y estrechamente monitoreado por los mejores científicos deportivos para asegurar su seguridad y su oportuno regreso a las carreras”.
Alonso trabajó la semana pasada junto a sus ingenieros y practicó con el simulador en el Centro de Tecnología de McLaren para ponerse al día en las novedades del chasis y la unidad de potencia del MP4-30. “Como parte de ese proceso, estuvo con sus ingenieros hablando del accidente y analizando los datos, que han sido compartidos con la FIA”.
Aunque, según McLaren, no había “nada evidente en los abundantes datos de la telemetría del coche, ni nada anormal en las subsiguientes reconstrucciones ni en los test de laboratorio, Fernando recuerda una especie de dirección pesada antes del accidente, y en consecuencia el equipo ha incorporado al coche un sensor adicional para aumentar la captación de datos”.
Alonso se sometió este domingo a unas pruebas médicas en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido. El último requisito médico que le queda por superar a Alonso será el jueves, ya en el circuito de Sepang.
Uno de los test será una prueba bajo la supervisión del delegado médico de la FIA, el francés Jean-Charles Piette. El otro será un examen de evacuación del habitáculo del monoplaza.
En esta última, el piloto, equipado con la vestimenta completa de competición, debe ser capaz de desabrocharse el arnés de seguridad y retirar el volante en cinco segundos, y posteriormente abandonar el coche y devolver el volante a su posición. Todo ello en un total de diez segundos.

Madrid/EFE

Ver comentarios