Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


Alianza del Pacífico agilizaría comercio y viajes

Maria Siu [email protected] | Miércoles 08 julio, 2015

No es entrar por entrar. La Alianza tiene un montón de beneficios, pero también costos, dijo Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior. Gerson Vargas/ La República


Negociar o no un nuevo acuerdo, se sabrá en un mes, según Alexánder Mora

Alianza del Pacífico agilizaría comercio y viajes

Varios productores agrícolas nacionales temen competencia




La posibilidad de proteger varios productos más allá del azúcar, podría determinar si Costa Rica querría o no unirse a la Alianza del Pacífico, dice Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior.
Entre los productos nacionales potencialmente afectados por el libre comercio se encuentran la leche, papa, hortalizas, café y carne de cerdo, ya que la Alianza ampliaría las opciones de la importación libre de cuotas y aranceles.
Costa Rica ya tiene tratados de libre comercio con Colombia, Chile, México y Perú, los integrantes actuales.
Por otro lado, las exportaciones costarricenses tendrían un acceso preferencial a los mercados de los demás miembros de la Alianza, que cuenta con un total de 214 millones de consumidores.
Aparte de reducir las barreras comerciales, la Alianza del Pacífico reduciría el costo de formación de capital, al crear una bolsa de valores común en los países miembros.
Además, agilizaría los viajes de los nacionales de cada integrante, al eliminar la necesidad del visado, mientras reduciría el costo de las relaciones exteriores tras la creación de las embajadas conjuntas en varios países.

¿Se trata de varios productos sensibles, que conforman el mayor riesgo frente a la Alianza del Pacífico?
El hecho de que la Alianza tenga establecido un modelo en el que no hay exclusiones, excepto al azúcar, es un tema a profundizar.
Nosotros encontramos sensibilidades en productos distintos a ese. Será un trabajo serio convencer a los socios de la Alianza de un tratamiento especial.
Ellos tienen que decidir si a cada país le van a aceptar ciertas flexibilidades, o si mantienen una línea firme.

¿Y si se mantiene la línea firme?
En ese caso tenemos que tomar una decisión sobre si no hay proceso y sopesar los beneficios de entrar o no.
La decisión será política.
No es entrar por entrar. La Alianza tiene un montón de beneficios, pero también costos, modelo de negocio, hay que valorar el costo beneficio.

Algunos grupos agrícolas se han manifestado en contra de entrar. ¿Ejerce alguna presión?
Sí se han ido manifestando, muchos a favor y muchos en contra, sin tener el sustento técnico que deberían tener, creo que los análisis técnicos pondrán sobre la mesa algunos elementos que no se habían considerado, y que podrían cambiar la posición de los originales.

¿Harán una consulta pública?
Haremos consultas con todos los sectores, como si fuera un TLC: ya hicimos una primera ronda, lo que haríamos es una segunda ronda.

¿Nos ve dentro de la Alianza Pacífico en 2016?
Nosotros estamos terminando más o menos en un mes todo el material técnico que el Presidente nos pidió y acordamos discutir con los ministros de Hacienda, Agricultura, Economía, Presidencia y Cancillería, ciertos acuerdos.
A finales de mes tendríamos todo el material listo sobre el cual el Presidente tendrá los pro y los contra para establecer una línea de negociación.
Si hay un proceso con seis ministros es porque el país va en serio.

Si hablamos de un mes... ¿Entraríamos a negociar a finales de agosto?
Definidos los alcances de la negociación y una vez que nos comuniquemos con ellos, entonces vendría una consulta nuestra, una petición para integrar un grupo de trabajo para conducir la negociación.
Yo diría que podría ser en este semestre que activemos la negociación.

¿Qué importancia tuvo su visita a la última Cumbre de la Alianza del Pacífico para activar las negociaciones?
Es significativo porque hicimos consultas sobre los mecanismos que tendríamos que utilizar para el proceso de activación de gestiones y ellos nos compartieron las líneas que ellos estarían accionando.
Nos dijeron lo que suponíamos, que hay muchas cosas del proceso que no están definidas y que las van a ir definiendo conforme avancemos.

¿Por ejemplo?
El tipo de velocidad a la cual se avanza, cuándo hay flexibilidades, cuándo hay una alguna excepción de los países originales, entre otras.
Todas esas cosas no están definidas.


María Siu Lanzas
[email protected]