Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



CAMINO ELECCIONES


Algunos candidatos ofrecen promesas irreales de cumplir

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Miércoles 01 noviembre, 2017



Al calor de la campaña electoral, algunos candidatos a la Presidencia de la República podrían caer en la tentación de lanzar al aire una serie de promesas irreales de cumplir, de acuerdo con el Estado de la Nación.

Esto sin importar que al llegar a Zapote, el ganador se topará con una realidad difícil de obviar y que incluye unas arcas vacías, una viabilidad política en estado comatoso para impulsar acciones concretas y la imposibilidad de estructurar planes en la gran maraña institucional.

Y es que no se trata únicamente de ofrecer miles de empleos, reducir la pobreza o superar el déficit de infraestructura de más de 30 años, sino de decir ¿cómo lo van a hacer?, de acuerdo con el Estado de la Nación, que detectó en su último informe siete áreas susceptibles de promesas inviables si no se formulan adecuadamente.

Lea más: Álvarez Desanti promete tren eléctrico a cámaras empresariales



La visión de los candidatos a la Presidencia para las próximas elecciones, debe dejar de lado las ideas abstractas y generales y dar más espacio a planteamientos concretos que convenzan y saquen a votar a los costarricenses.

Por ejemplo, en cuanto a la generación de empleo, Rodolfo Piza, candidato del PUSC, pretende crear 70 mil puestos por año a partir de 2020, propuesta que comparte con Otto Guevara, del Movimiento Libertario, quien además pretende formalizar a 500 mil personas.

No obstante, ninguno parece recordar a la hora de escribir sus respectivos planes de gobierno, que el 70% de los que hoy no tienen una fuente laboral, corresponde a personas que no tienen el bachillerato y que, por tanto, no son mano de obra atractiva para los empleadores.

En ese sentido, los candidatos Antonio Álvarez, de Liberación Nacional; Carlos Alvarado, del PAC y Juan Diego Castro, del PIN, enfocarían sus acciones en fortalecer a la empresa privada y de paso brindar acceso a los jóvenes a carreras técnicas para que así consigan empleo.

El Estado de la Nación afirma que la única manera de reducir la pobreza y la desigualdad es con mayor crecimiento económico, propuesta que comparten Piza, Álvarez y Guevara, por lo que estarían bien encaminados en sus planteamientos, no obstante, Castro y Alvarado fallarían en este punto al centrar su atención en generar más empleo.

En cuanto a mejorar los servicios sociales en educación y salud, la propuesta debe incluir necesariamente una mayor inversión de recursos, así como una mejorada gestión de ese dinero.

Lea más: Carlos Alvarado confía en reducir aún más la pobreza

En ese sentido, no habría ningún problema con mejorar la atención que brindan las instituciones públicas del sector social, no obstante, ninguno considera necesario meter más dinero estatal para esta área.

“Recursos hay, pero existe una dispersión en cómo se invierten y por eso debe focalizarse mejor la ayuda social, debido a que muchas instituciones que se encargan del bienestar social tienen duplicidad de funciones y al final el dinero nunca llega a las personas que realmente lo necesitan”, aseguró, dijo Guevara.

En cuanto al problema fiscal, no existe solución realista sin contención del gasto, así como la aprobación de nuevos impuestos, destaca el Estado de la Nación, que pide una modificación del sistema tributario que contemple una mayor recaudación y un sistema progresivo.

En ese sentido, todos están de acuerdo con contener el gasto, pero en época electoral existen diferencias en aprobar más impuestos e incluso algunos, como Castro, Guevara y Piza, señalan que no son necesarios, lo cual es irreal debido a los graves problemas financieros del Estado.

Por su parte, Antonio Álvarez y Carlos Alvarado no cuestionan el hecho de que para gobernar se requiere cobrar más gravámenes.

En infraestructura, los candidatos hablaron de la concesión de obra pública y en atacar cuellos de botella y en este punto sí pensaron en acciones que podrían hacer más eficiente el sistema de transportes como el tren eléctrico, la ampliación de la Ruta 27 y la Interamericana Norte y Sur, entre otras obras.

Sin embargo, para acabar con el rezago en esta área, es necesario un plan regulador, el cual brilla por su ausencia en la mayoría de los planes de gobierno.

Los aspirantes también hablaron de su compromiso de cumplir con el Acuerdo de París y ser respetuosos de las disposiciones internacionales establecidas; sin embargo, el único que propone algo concreto sobre este tema es Álvarez, quien prohibiría la importación de vehículos de combustible a partir de 2035 y así impulsar los autos eléctricos.

La descarbonización es fundamental, ya que de lo contrario Costa Rica no podría cumplir con los objetivos del pacto internacional, tal y como lo señala el Estado de la Nación.

La última propuesta es desentrabar la Asamblea Legislativa, pero únicamente Alvarado apuesta por una reforma al Reglamento, los demás abogan por concentrar acuerdos significativos, consensos y un mayor liderazgo del Ministerio de la Presidencia.


Problemas en cifras


Las cifras de desempleo, pobreza y déficit fiscal preocupan a los costarricenses


8,5%

Desempleo a junio de 2017


193 mil

Número de personas sin trabajo


20,5%

Cifra de pobreza reflejada en la Encuesta de Hogares


6,1%

Déficit del Gobierno central

 

 


NOTAS RELACIONADAS