Enviar
Jerarca de la Supen no reconoce aún proyecciones de la Organización Internacional de Trabajo
Alerta por pensiones sigue en firme
La Caja dice que las cuotas actuales son suficientes hasta 2037, mientras Superintendencia de Pensiones proyecta para 2018

El fondo colectivo de pensiones es tema de polémica entre Ileana Balmaceda, presidenta de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y Edgar Robles, superintendente de pensiones.
Balmaceda dice que el sistema actual es sostenible hasta 2037. A partir de ahí, empezaría a consumir los ¢1,3 billones de reserva, y se agotarían en 2045.
Pero Robles dice que el estudio que ellos tienen calcula que ese punto de desequilibrio está a la vuelta de la esquina, y llegará en 2018 con una reserva agotada para 2024.
El tema no concluye, ya que la Superintendencia de Pensiones (Supen) analizará los números que generan esa diferencia de más de 20 años, y que significan un riesgo en caso de que haya equivocaciones.
La divergencia entre ambos está en los supuestos que utilizaron para basar sus cálculos.
Por ejemplo, la Caja usa un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que calcula una tasa de desempleo del 4,2% para este año, cuando el país arrastra del anterior un déficit del 7,9%.
Ese mismo informe proyecta que un 4,1% de los costarricenses no tendrá trabajo para 2020, dato que en este momento es difícil de pronosticar, dado que la economía no logra el repunte para garantizar esa recuperación de esta variable.
Otro factor de discordia es la cantidad de personas que obtienen sus ingresos con trabajos informales, o que no cotizan a la Caja.
“Los costarricenses pueden estar tranquilos, puesto que poseemos la solidez suficiente a nivel institucional para mantener la seguridad del sistema de pensiones colectivo”, garantizó Balmaceda.
Mientras, del lado de la Supen aseguran estar sorprendidos por el cálculo de la OIT, ya que el estudio que realizaron para evaluar la sostenibilidad del régimen de pensiones colectivo usó cifras que la misma Caja certificó, y no entienden las razones que pueden dar una diferencia de 20 años en un tema tan sensible, dijo Robles.
Las diferencias se podrían entender en que la Supen pudiera ser más exigente con números como el crecimiento del salario de los trabajadores por ejemplo, y por precaución los calcula bajo. Mientras, la Caja plantea supuestos más blandos, dijo Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena OPC.
Lo importante en este punto entonces son las acciones que pueden tomarse para fortalecer el régimen individual, para tener un plan alterno en caso que el colectivo se deteriore, señaló Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensión (ACOP).
El régimen individual tiene una década desde su inicio y es administrado por Operadoras de Pensión Complementaria, que son sociedades privadas.
Su razón de ser es precisamente el complementar el que administra la Caja para que las personas tengan dos fuentes de ingreso cuando llegue su jubilación.

Arellys Cedeño
Daniel Chacón
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios