Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 24 Junio, 2015

Pizarrón

Alberto Salom, rector de la UNA


Recientemente fue electo rector de la Universidad Nacional (UNA) el Dr. Alberto Salom Echeverría, con quien me une una amistad desde 1970 cuando él entró a la Universidad de Costa Rica. Yo era dirigente estudiantil del Frente de Acción Universitaria, el grupo estudiantil comunista de la Universidad de Costa Rica, y estábamos en plena lucha, desde 1969, contra la aprobación del Contrato Ley con la Aluminium Company of America (Alcoa) que en esos días estaba en sus debates parlamentarios finales para su aprobación.
Venía él de la presidencia estudiantil del Saint Francis College y se integró a la lucha estudiantil desde los Estudios Generales.


Luego se desarrolló como dirigente de la Juventud Universitaria Socialista, brazo estudiantil del Partido Socialista Costarricense (PSC) llegando a ser el primer presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios electo por las fuerzas de izquierda, en 1974-75.
Estudió ciencias políticas, y alcanzó luego el grado de doctor en gobierno y políticas públicas.
Sufrimos ambos la persecución del rector de la UNA, Benjamín Núñez Vargas, empeñado en sacarnos de la docencia universitaria, por razones políticas, a mediados de la década de los años 70, ambos trabajando en el Instituto de Estudios del Trabajo, Iestra.
Su activismo político, en el PSC, lo compartí con él hasta la disolución de ese Partido, a principios de los 80. Ocupó puestos en la Dirección Nacional del PSC y en la Coalición Pueblo Unido, de la cual fue regidor municipal en San José en 1978-82.
Durante la insurgencia sandinista se integró como combatiente, y en la dirección compartida, de la Brigada Mora y Cañas, de luchadores que habían constituido los partidos Vanguardia Popular, el PSC y el Movimiento Revolucionario del Pueblo.
De nuevo en la UNA, se destacó como docente, Director del Iestra, y vicerrector de Vida Estudiantil. Es sólido intelectualmente, bueno para el debate académico y político.
Al constituirse el Partido Acción Ciudadana (PAC) se integró al mismo siendo diputado en 2006-10, y desde entonces uno de sus principales dirigentes.
Hace dos años tomó la decisión de lanzarse a trabajar por el rectorado de la UNA. Trabajó finamente su candidatura a rector, amarró afectos, consolidó apoyos, incorporó sectores, unió voluntades políticas disímiles alrededor suyo, que se plasmaron con el éxito de su elección.
Fue un trabajo difícil para él porque al mismo tiempo atendía, a plenitud, la dificultad de una enfermedad que aqueja a su esposa, desde hace varios años, una brillante médica y científica.
La UNA necesitaba un rector con su talante, con presencia política nacional, que la tiene, con posibilidad de proyectarse más allá de Heredia. Necesitaba un rector con vínculos políticos, y en este caso, con un gobierno PAC esto puede ser beneficioso para su gestión y para la UNA.
Le acompaña, como vicerrectora académica o rectora adjunta, la Dra. Luz Emilia Flores Davis, con larga trayectoria académica en la UNA, quien ha sido decana del CIDE, representante de Conare ante Conesup, directora de docencia de la UNA, entre otros cargos.
Ambos son una excelente yunta de trabajo para la UNA, y una excelente opción para este momento en el país al frente de esta Universidad necesaria para el siglo XXI, como la han redefinido.
Esta semana asumen sus cargos. Felicitaciones a ambos. Muchos éxitos en su gestión.

Vladimir de la Cruz