Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA PERSONAL


Al alza o burbuja ¿Dónde se dirigen los mercados financieros?

Brad Foulger [email protected] | Lunes 09 abril, 2018



Los mercados financieros de Estados Unidos han registrado niveles récord recientemente y volatilidades curiosas también.

El año pasado, vio 12 meses consecutivos con mercados cada vez más altos, eso nunca había sucedido antes.

El Dow ganó 25%, Nasdaq 28% y S&P 500 19%. El desempleo está en 4,1% un mínimo de 17 años, el PIB (producción interna bruta) subió respetablemente, pero no excelente 2,4% en 2017.

De hecho, los mercados de Estados Unidos han estado creciendo durante ocho años, el segundo mercado alcista más largo en la historia norteamericana.

Lea más: Diversificación, y lo que puede estar olvidando



El presidente Trump ha recortado regulaciones, ha superado un recorte fiscal radical y se lo considera muy favorable a los negocios. Usted sabe "Make America Great Again".

Ahora, con todas estas buenas noticias, pensarías que los mercados continuarán forjando aún más, pero, no tan rápido.

Si miras de cerca, hay algunas señales preocupantes en el horizonte. El más grande y más obvio es la deuda federal de casi $21T.

Sí, eso es una T de trillones. Hace cuarenta años, EE. UU, era la nación acreedora más grande del mundo. Hoy es la nación deudora más grande del mundo.

Además, después de años de tasas de interés artificialmente bajas, la Reserva Federal comenzó a normalizarse, lo que significa un aumento de las tasas de interés.

Mantener el interés sobre esa deuda de $21T va a ser mucho más costoso con tasas de interés más altas.

Lea más: Los pequeños precios, sí cuentan



Si unimos esto con los recortes de impuestos que agregarán una suma adicional de $1.6T en deuda nueva, además de la deuda actual que ya estamos agregando a medida que continuamos registrando déficits.

Por último, se espera que el presupuesto más reciente que se aprobó agregue otros cien mil millones incrementales de nuevas deudas durante el próximo año.

La deuda no importa hasta que importa y ese día puede estar acercándose rápidamente.

Puede recordar las dos últimas burbujas, la denominada “Punto Com” de 2000 y la crisis financiera de 2008-2009 causada por la burbuja de la vivienda y la subsiguiente burbuja de préstamos subprime.

¿Podríamos enfrentarnos a la próxima burbuja?

Nadie puede predecir con precisión el futuro, pero en mi opinión personal, podríamos enfrentarnos a una enorme burbuja de deuda que podría devastar el dólar estadounidense y poner a los mercados financieros de los Estados Unidos de rodillas.

Esto podría empujar a los EE. UU., a la próxima recesión lo que podría tener un impacto de gran alcance a nivel mundial.

En términos muy simples, se trata de oferta y demanda; cuanto más inunde los mercados mundiales con dólares, con el tiempo se volverán menos valiosos, y el gobierno federal de EE. UU., ha estado inundando los mercados con dólares como nunca antes se había visto en la historia de los EE. UU.

De nuevo, esta es solo mi opinión y varios escenarios diferentes podrían desarrollarse en los próximos años.

Lo que está claro para mí, es que no puedes gastar tu camino hacia la prosperidad, eventualmente algo tiene que ceder y apuesto a que ese día de ajuste de cuentas está más cerca de lo que la mayoría de nosotros creemos.

Abróchate el cinturón, podríamos tener un paseo salvaje.