Enviar
Aeropuertos brasileños seducen a 11 empresas

Once consorcios formados por empresas de Alemania, Argentina, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, México, Reino Unido, Singapur, Suiza y Suráfrica pujarán hoy por la concesión de obras y la gestión de tres aeropuertos de Brasil.
La subasta será realizada en la Bolsa de Sao Paulo y se refiere fundamentalmente a mejoras que deberán ser realizadas antes de 2014, cuando Brasil será sede del Mundial de fútbol, en los aeropuertos de Guarulhos y Viracopos, ambos en el estado de Sao Paulo, y en el de Brasilia.
La operación incluirá la gestión de esos terminales hasta el año 2031, por lo que todos los consorcios están conformados por empresas del área de la construcción y de gerencia aeroportuaria.
En el caso de Guarulhos, el principal terminal aéreo del país, el precio base para la subasta fue fijado $1.300 millones y las condiciones incluyen además un compromiso de inversiones por el orden de $3.560 millones.
El aeropuerto de Viracopos, situado a 100 kilómetros de Sao Paulo, tendrá un precio de salida de unos $300 millones, con una exigencia de inversiones $6.500 millones.
El precio de subasta del aeropuerto de Brasilia será $42 millones con inversiones de $2.000 millones.
La lista de empresas extranjeras habilitadas para participar en el concurso incluye a la argentina Engevix Corporación América, la mexicana Asur y las españolas OHL y Aena, que forman parte del mismo consorcio, y Ferrovial, que se presenta en sociedad con la brasileña Queiroz Galvao.
La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil, que organiza la subasta, ha dicho que los consorcios calificados para participar en el tramo definitivo del concurso serán oficializados sólo hoy, antes del inicio del proceso.
Según las reglas establecidas por la ANAC, los grupos que lleguen a la fase definitiva de la subasta podrán presentar ofertas para los tres aeropuertos en licitación, pero solamente podrán adjudicarse uno de ellos.
Los terminales de Guarulhos, Viracopos y Brasilia son algunos de los considerados “claves” para la realización del Mundial de fútbol en 2014, y también son uno de los factores que preocupan a las autoridades de la FIFA, que consideran que este proceso debía haber sido realizado antes.
Por la fuerte presión que impone la celebración del Mundial, las empresas adjudicatarias deberán comenzar las obras de inmediato, a fin de garantizar que estarán concluidas antes de junio de 2014.

Brasilia/EFE

Ver comentarios