Adolescentes madres en prisión ya cuentan con casa cuna
Cecilia Sánchez, ministra de Justicia y Paz, cortó la cinta inaugural de la casa cuna el pasado viernes. Cortesía Ministerio de Justicia y Paz/La República
Enviar

Las madres adolescentes que cumplan penas en el Centro de Formación Juvenil Zurquí tendrán mejores condiciones para criar a sus niños pequeños, tras la inauguración de una casa cuna en donde podrán vivir.

La iniciativa, llevada a cabo en conjunto por la compañía Mondelez International y el Ministerio de Justicia y Paz, consiste en una casa con tres cuartos, sala, comedor, cocina, cuarto de pilas y hasta flores y juegos en el área verde que la rodea.

Actualmente viven 93 internos en el Centro de Formación Juvenil, de los cuáles 12 son mujeres que cometieron delitos siendo menores de edad.

Era necesario que los hijos de estas jóvenes madres crecieran en un ambiente distinto al de las celdas carcelarias y esa fue una de las motivaciones de los voluntarios de Mondelez para habilitar una casa cuna.

“Hace unas semanas, nos enteramos de que las jóvenes con bebés iban a ser trasladadas de las celdas a una casa que estaba en condiciones básicas y vimos la oportunidad de ayudarles a equiparla y decorarla de manera que se viera más como un hogar”, dijo Sylvia Alvarado, gerente de Asuntos Corporativos de Mondelez International.

Por otra parte, el objetivo de Justicia y Paz con el traslado de las madres a esta casa cuna, es darles herramientas sociales, afectivas y educativas que les ayuden a no caer en las conductas delictivas del pasado.

“Aquí, se dan clases de lunes a viernes tanto de escuela como colegio, y este tipo de donaciones les cambia la vida por completo, de inmediato se les ve la alegría”, expresó Kattia Góngora, directora del Centro de Formación Juvenil.



Ver comentarios