Adiós al octavo rey de Roma
Totti sufrió severas lesiones en tobillos, rodillas pero no en su alma de romano. Serie A/La República
Enviar

Se acerca el “arrivederci” a un ídolo del fútbol mundial, un hasta pronto a “Il Capitano” de la Roma, quien nunca vendió su orgullo y le fue fiel a su imperio durante un cuarto de siglo.

Este domingo, Francesco Totti jugará su último partido como jugador profesional y colgará las botas a sus 40 años en el Estadio Olímpico en el encuentro frente al Genoa, correspondiente a la última jornada de la Serie A.

En menos de 48 horas se vendieron los 70 mil boletos para despedir al “10” con la casa a reventar.

De esta manera, la “Città Eterna”, la capital italiana, donde se encuentra la mayor concentración de bienes históricos y arquitectónicos del mundo, sumará a sus vitrinas un monumento más, uno al fútbol.

Totti luchó en más de 700 batallas con la Loba y como goles son amores, construyó una relación de por vida con la Roma.

Todo comenzó a sus 13 años en la metrópoli italiana, el pequeño jugador ya mostraba su talento y capacidad anotadora con la Roma y muy temprano sus padres recibieron ofertas de agentes del AC Milan para unirse a las filas rojinegras. Su madre rechazó la propuesta pues quería que su hijo fuera un hijo de Roma, criado en la capital.

Años más tarde, a los 16, debutaría en la Serie A. Fue ante el Brescia donde empezó su largometraje.

Su primer gol, el inolvidable, fue ante el Foggia, en 1994, en un empate del conjunto romano. Pero el resultado no importó. Francesco había anotado su primer gol en primera división, con el equipo adonde llegó en 1989. Perseverancia, le dicen. Fue con zurda y en primera a los 17 años.

Su carrera creció como la espuma, al igual que sus goles. En total rompió las redes 307 veces con su equipo, consiguió un Scudetto de Serie A, dos copas de Italia, y la misma cantidad de Supercopas del país. Y bueno, también fue campeón del mundo en Alemania 2006 con la “Azurri”.

Después de declinar una oferta para jugar con el Real Madrid, Totti, junto a Batistuta, Cafú y Emerson, entre otros, consiguieron el título.

“Ganar un Scudetto con la Roma equivale a ganar diez con cualquier otro equipo”, dijo Totti.

Y a pesar de tener un palmarés humilde para un jugador tan grande, esto nunca le restó importancia a su amor por el club y la ciudad.

Nunca jugó por su fama sino por la camisa. Ya fuera como un “10”, media punta o centro delantero, Totti no decepcionó y en todos destacó.

“Si me hubiera ido al Real Madrid habría ganado tres Champions, dos Balones de Oro y muchas otras cosas, pero prefiero lo que he hecho”, dijo el jugador, ganador de la Bota de Oro en 2006-2007.

Lo único que no perdonó fue su “look”, que también estuvo siempre dentro de sus prioridades, tanto así que mandó a llamar a su peluquero Luciano Bellotti para que le cortara el cabello durante el Mundial en Alemania previo al partido que Italia le ganó 2-0 a Ghana.

Su esposa le dio el visto bueno por medio de una videollamada y el futbolista salió a jugar el partido. Sin duda uno de los cortes más caros.

Sus rivales se rinden a él y el fútbol le debe un homenaje al Gladiador que lo podrá presenciar el domingo a las 10 a.m. (hora CR).

 

Palmarés

  • 1 Campeonato Serie A
  • 2 Copas Italia
  • 2 Supercopas
  • 1 Campeón del mundo
  • 1 Bota de Oro

Estadísticas

Competición   Partidos   Goles

Serie A   618   250
Copas Nacionales   64   19
Copas Internacionales   103   38
Selección de Italia   58   9
 



Ver comentarios