Acuarelas se reinventa con aires del Mediterráneo
Armando Varela Oviedo es el chef que lidera la cocina del restaurante. Gerson Vargas/La República
Enviar

201608181843320.270-rec-buen-comer.jpg
Renovar la carta de un restaurante es una tarea delicada que busca mejorar la experiencia de los comensales, siempre y cuando el resultado sea mejor que la oferta existente.

El restaurante Acuarelas, del Hotel Radisson, emprendió esa tarea y llegó a buen puerto. El resultado es una carta con opciones de alta cocina internacional con una influencia importante de la gastronomía mediterránea, especialmente de Italia.
Sin embargo también hay pinceladas de otras regiones del mundo y sin dejar de lado la diversidad de productos que se producen localmente.
Osvaldo Castro, jefe de Alimentos y Bebidas del hotel, explicó que encomendaron la responsabilidad a un equipo de cocina liderado por el chef Armando Varela Oviedo.
Una forma de descubrir esas propuestas del chef de Acuarelas es con su crema sinfonía de colores. El estilo del creador lo llevó a incluir cremas de ayote, chile morrón y espinaca en un mismo plato, pero sin que estas se mezclen entre sí.
Visualmente es curioso, pero lo mejor es ir probando cada una hasta encontrar la favorita. La de chile morrón es sencillamente espectacular; al final se puede ir degustando cada una o bien mezclarlas.
Si se va por vez primera y se desea disfrutar de un plato fuerte con la influencia del Mediterráneo, entonces la opción ideal son unas costillas de cordero.
La propuesta del chef Varela es ordenarlas a término medio, se acompañan con una reducción de oporto que le aporta notas aromáticas ligeramente dulces, que contrastan con el intenso sabor de este corte.
“El cordero es de un sabor intenso; buscamos darle el mejor tratamiento con hierbas, aceite de oliva y lo llevamos a la parrilla. El resultado es un platillo innovador que te permite sentir todos sus sabores”, detalló el chef.
En boca el sabor es memorable, siempre jugosas y si se acompañan de la guarnición de cubos de camote al jengibre se logra un verdadero sabor fusión.
“Queremos ofrecer una experiencia innovadora partiendo del menú con alta calidad en cada uno de sus platos, con un excelente servicio que los haga sentir a todos como en casa”, añadió Castro.
Adicionalmente renovaron el lugar, que tiene un ambiente casual por las tardes y más formal por las noches. Siempre con una amplia vista a los jardines del hotel.



Ver comentarios