A tumbar la dinastía de los Warriors
Enviar

La NBA está de regreso. La temporada 72 de la historia estará compuesta por 26 semanas de acción, 1.230 partidos en el calendario y 29 equipos dispuestos a traerse abajo el imperio que montaron los Warriors de Golden State.

Ya hay quien se pregunta si los Warriors de esta época son el mejor equipo de la historia de la NBA, por encima de leyendas como los Boston Celtics de Bill Russell en los años 60, los Lakers de Los Ángeles de Magic Johnson y Karim Abdul-Jabbar en los 80 o los Chicago Bulls de Michael Jordan en los 90.

El equipo californiano ha ganado dos de los tres últimos anillos y luego de un verano de fichajes muy movido, la era de los “superequipos” buscará hacerles frente a Stephen Curry, Kevin Durant, Graymond Green y Klay Thompson de la Bahía y actuales monarcas.

Un 20% de los jugadores ha cambiado de equipo para esta temporada; sin embargo, los “peces grandes” son quienes harán de esta temporada una de las más competitivas de los últimos años. Existe mucha concentración de talentos en algunos equipos, todos candidatos a alzar el trofeo Larry O’Brien.

Ahora, el panorama ha cambiado. Los Cavaliers son un equipo distinto. Kyrie Irving decidió abandonar la nave, rumbo a Boston, y al proyecto de LeBron James se han unido un All-Star como Isaiah Thomas (aunque lesionado hasta 2018) y dos ex MVP (Dwayne Wade y Derrick Rose) para tratar de repetir la gesta de hace dos temporadas.

Tremendo también el equipo que han hecho los Celtics, que juntan a Irving, Gordon Hayward y Al Horford con el objetivo claro de ser, de nuevo, alternativa por el anillo.

Todo lo contrario sucede en el Oeste, más salvaje que nunca.

Además de los Warriors, se han formado otros dos superequipos. En Houston, uno de los más divertidos de ver por su estilo veloz y la facilidad de prácticamente todos sus jugadores para tirar triples, a James Harden se le ha unido Chris Paul, uno de los mejores bases de este siglo.

Y en Oklahoma, al vigente MVP, Russell Westbrook, se han unido Carmelo Anthony, en busca de su ansiado primer anillo, y Paul George.

Además, no conviene descartar a equipos como los San Antonio Spurs, y los nuevos Timberwolves con Jimmy Butler junto a Karl-Anthony Towns y Wiggins.

Los Warriors por su parte apenas modificaron su planilla, al retener a 13 de los 15 jugadores que posee y apostarán por mantener la base que les dio tantas glorias a los californianos tras vencer a los Cavs 4-1 en las finales.

La fórmula para afrontar la nueva temporada tampoco variará. ¿Por qué lo harían? De esta manera y con este equipo rompieron récords de victorias y consiguieron dos anillos en tres años. Su juego con rompimientos a toda velocidad en dirección al aro rival es efectivo, el mejor de toda la liga. Cuenta con el mejor tirador desde el perímetro, quizá de los mejores tripleros de la historia, Steph Curry, una amenaza constante, sea cual sea su posición en la duela. Anota, asiste y rebota, Curry lo tiene todo. Además, le acompaña el Jugador Más Valioso de las pasadas finales, Kevin Durant, quien encajó a la perfección en el sistema del técnico Steve Kerr y consiguió el título por el cual se pasó a jugar a los Warriors. Aporta intimidación y rebote en defensa, mientras que su ofensiva es un abanico infinito de posibilidades. Su envergadura y su velocidad, lo hacen prácticamente imparable.

A nivel mundial los expertos coinciden en que los Warriors podrían ir por el bicampeonato salvo una lesión grave de Curry o Durant.

 

Equipos de lujo

WARRIORS: Kevin Durant, Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green

CAVALIERS: LeBron James, Isaiah Thomas, Dwyane Wade, Derrick Rose, Kevin Love

SPURS: Kawhi Leonard, LaMarcus Aldridge, Manu Ginobili, Pau Gasol

ROCKETS: James Harden, Chris Paul, Eric Gordon

CELTICS: Gordon Hayward, Al Horford, Kyrie Irving

THUNDER: Russell Westbrook, Paul George, Carmelo Anthony

TIMBERWOLVES: Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins, Jimmy Butler
 


Ver comentarios