NBA muestra su nueva piel
Este tipo de hundimientos podrá realizarse con mayor comodidad con la nueva indumentaria. NBA/La República
Enviar

Veinticinco meses después de que Nike y la NBA anunciaron su acuerdo por el que la compañía deportiva realizaría los uniformes de los equipos a partir de la campaña 2017-2018, Nike dio los primeros detalles de cómo serán las nuevas camisetas, a la vez que mostró la camiseta del actual campeón, los Golden State Warriors.

Durante 25 años de investigación se recogió información en todos los niveles del deporte y también de los actuales jugadores para finalmente crear la versión Nike Aeroswift.

Ahora, los equipos contarán con cuatro equipaciones y cada uno tendrá la misma importancia que el otro, desaparecerán las designaciones de uniformes para local y visitante y a partir del nuevo certamen el equipo local elegirá el color con el que quiere jugar cada noche y el visitante deberá utilizar un uniforme que contraste en color al del local.

Se mantendrá el uniforme blanco de local, además el del color oficial del equipo, que vendría a ser el de visitante. También habrá uno inspirado según el gusto de los jugadores y otro al gusto de los seguidores de cada nómina.

Las dos primeras versiones verán la luz de forma oficial este verano y serán las dos versiones que los 30 equipos de la NBA utilizarán una vez que inicie la temporada el 17 de octubre. Las otras dos versiones serán anunciadas en los próximos meses.

Pero habrá una edición más, una que por lo que parece, quedará al alcance de las franquicias más históricas.

La “Classic Edition” estará disponible para ocho equipos y recogerá los diseños más clásicos e icónicos de dichas franquicias. Los Boston Celtics y Los Ángeles Lakers estarían en la lista de ocho.

Además, por primera vez en la historia de la NBA, las camisetas tendrán publicidad. En un lado del pecho el logotipo del fabricante deportivo, Nike en este caso, y en el otro lado se mostrará un parche publicitario, algo que también es novedad.

Su diseño se perfeccionó para adaptarlo a las exigencias y a la creciente intensidad de los 82 partidos de la temporada, empleando mapas tridimensionales del cuerpo de los jugadores, incluyendo mapas de calor y de sudor.

Esta investigación permitió a los diseñadores realizar importantes cambios en el peso, el ajuste y la estructura de los uniformes, poniendo especial atención en la mejora de la agilidad.

Algunos miembros del equipo de baloncesto estadounidense probaron las primeras versiones de los uniformes y expresaron unas ideas concretas que permitieron seguir desarrollando los diseños, desplazando las costuras laterales, de la sisa y del cuello para evitar molestias a los jugadores.

El cambio más significativo se observa en la parte posterior de los hombros, cuya estructura se modificó para conseguir un ajuste mucho mejor. Además, se cambiaron los dobladillos de la parte inferior de la camiseta y de los shorts para permitir la máxima libertad de movimientos.

El uniforme está compuesto por una combinación de hilos Alfa y poliéster reciclado (en cada uno de los uniformes se han utilizado unas 20 botellas de PET recicladas).

Esta mezcla no solo la hace amigable con el ambiente, sino que también permite que la humedad se evapore más rápido.
 

Ver comentarios