Logo La República

Martes, 18 de enero de 2022



NOTA DE TANO


A Santos no le alcanzó su bonito fútbol

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Martes 07 diciembre, 2021

Gabriel Torres le dio a la Liga el gol que urgía

El fútbol lo puso el Santos de Guápiles, pero de nuevo no les alcanzó.

Quizá si el mortero que Juan Diego Madrigal hizo que se reventara el palo horizontal del marco que defendió Leonel Moreira, baja medio metro y pega en los cordeles, hoy, el equipo que mejor futbol presentó en las rondas semifinales, estaría justamente clasificado.

Decía recientemente el presidente del Santos, el doctor Rafael Angel Arias, que varios dirigentes de otros clubes estaban enamorados de su equipo y por eso cada temporada le quitaban jugadores.

¡Bueno!. Es que resulta fácil calificar el fútbol de Santos como “bonito”. El equipo de Guápiles practica un fútbol bonito, que por una u otra razón, no alcanza en estas instancias de tanta presión.

Quizá en el juego de ida contra Alajuelense, al equipo de Erick Rodríguez se le acabó la gasolina o no tuvo la capacidad de “matar” al León, con ventaja clara de 3-1. Santos no apretó el acelerador para liquidar la serie con otra anotación y, todo lo contrario, permitió en tiempo de reposición, el gol que le dio a la Liga el oxígeno que urgía para no morir en Guápiles y quizá resucitar en La Catedral.

Lea más: Santos dispuesto a morder al León

Solo un gol necesitaba el Alajuelense para llegar a la final. Había que hacerlo y cuidarlo. Lo hizo y lo supo cuidar en un juego de vuelta donde se debe dar mérito al trabajo ordenado de la retaguardia manuda, con tres caras nuevas en la titularidad: Ian Smith, Jurgen Roman y Celso Borges, que se complementaron con los veteranos Pipo González y Daniel Arreola, ambos de muy buena actuación, más Moreira, con un achique magistral a Jabon East y el novato Bernald Alfaro.

El técnico Alberth Rudé aprendió de los horrores de marca del juego de ida, cuando a Luis Paradela, Michael Barquero, Eats y Josimar Méndez le regalaron metros para que bailaran a su antojo y en la vuelta les cerraron los espacios y fueron mejor controlados.

Santos se despide con todos los honores, de nuevo habrá sangría en la nómina, pero el proyecto continua y el equipo del fútbol bonito tendrá nuevas oportunidades de ganar la corona.

Lea más: Albert Rudé es el nuevo director técnico del Alajuelense

La otra semifinal ya estaba sentenciada con el 3-0 de la ida en favor del Saprissa, pero el triunfo del Team en la vuelta 1-0, más las atrapadas prodigiosas de Aaron Cruz, son un aviso de la nómina de Jeaustin Campos de que Herediano, en la gran final, estará a todo gas y que la goleada que les propinó el Monstruo en la ida, fue un simple accidente del fútbol.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES


Las Grandes Ligas buscan hoy resucitar

Jueves 13 enero, 2022

Antes del paro, Max Scherzer firmó tres temporadas con los Mets por $140 millones







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.