A las autoridades del BCE les preocupa que el euro se dispare
La economía de la región se aceleró en el segundo trimestre, registrando un crecimiento del 0,6% frente a los tres primeros meses del año. Bloomberg/La República
Enviar

Autoridades del Banco Central Europeo (BCE) dijeron que les preocupa que el euro pueda fortalecerse más que lo que justifica una mejor situación económica.

"Si bien se destacó que la apreciación del euro a la fecha podría verse en parte como un reflejo de los cambios en los fundamentos relativos en la eurozona frente al resto del mundo, se expresó preocupación sobre el riesgo de que la tasa de cambio se dispare a futuro", según el informe de la reunión de política monetaria del 19 y 20 de julio.

"En este contexto, se señaló que —de cara al futuro— el Consejo de Gobierno necesitaba conseguir más espacio de maniobra política y flexibilidad para ajustar la política y el grado de acomodación de la política monetaria, siempre y cuando se requiera, en cualquier dirección".

La moneda única se ha apreciado un 11% frente al dólar este año y un 17% sobre una base ponderada a medida que una recuperación económica se propaga por la región de 19 naciones.

Esa apreciación destaca los desafíos que enfrentan los encargados de política monetaria a medida que se dirigen a una salida gradual del estímulo monetario.

En su reunión, los encargados de política monetaria analizaron la posibilidad de realizar cambios graduales a su proyección futura.

"Posponer un ajuste por demasiado tiempo podría dar lugar a una desalineación entre la comunicación del Consejo de Gobierno y su evaluación del estado de la economía, lo que podría provocar una volatilidad más pronunciada en los mercados financieros cuando finalmente la comunicación tenga que cambiar", según el informe.

La economía de la región se aceleró en el segundo trimestre, registrando un crecimiento del 0,6% frente a los tres primeros meses del año. La inflación de la eurozona se mantuvo en un 1,3% en julio, suficiente para argumentar que los riesgos de deflación han desaparecido, pero muy baja para satisfacer la meta del BCE.

“El grado general de acomodación fue determinado por la combinación de todas las medidas de política monetaria", aun cuando las compras de activos siguieron siendo un "instrumento clave" si se necesitaba un ajuste de la postura de política monetaria. "En este contexto, se sugirió también que se consideraran las existencias frente a los efectos de flujo de las compras de activos", subrayo el Consejo de Gobierno.
 


Ver comentarios