Inversores castigan a banca europea por crisis de Deutsche Bank
Logotipo del Deutsche Bank en las afueras de un banco en Fráncfort, Alemania. Bloomberg/La República
Enviar

La convulsión en torno a Deutsche Bank ha llevado las candentes dudas acerca de la salud de los bancos europeos al punto de ebullición.
El mayor banco de Alemania ha ampliado su caída a un mínimo récord esta semana, arrastrando consigo a los valores financieros europeos, después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos pidiese $14 mil millones para resolver las reclamaciones relacionadas con activos fraudulentos garantizados con hipotecas. El banco ha dicho que no pagará ni remotamente esa cifra, pero el enfrentamiento ha suscitado dudas sobre los niveles de capital de la entidad y ha vuelto a centrar la atención de los inversores en los fallos del sector.


“Una palabra: Deutsche”, dijo David Moss, que participa en la gestión de unos activos de más de $238 mil millones en BMO Global Asset Management en Londres, cuando se le pidió que resumiera la situación de la reciente crisis en la banca europea. “Eso es lo más importante, ha vuelto a encender el riesgo en torno a la regulación, las penalizaciones y los litigios”.
El máximo responsable, John Cryan, desestimó las dudas sobre la situación financiera del banco en una entrevista con el diario alemán Bild publicada a últimas horas y dijo que el capital “en estos momentos no es una preocupación”. Cryan también puntualizó que aceptar ayuda del Gobierno “no es una opción para nosotros”. Deutsche Bank se ha desplomado casi un 20% este mes, Royal Bank of Scotland Group, que también se enfrenta a una multa por parte del Departamento de Justicia, ha retrocedido un 13% y el italiano UniCredit ha perdido un 12%.
El índice del sector financiero Bloomberg Europe 500 Banks and Services ha sufrido una corrección del 4,2% en setiembre, el peor mes desde junio, cuando la votación del Reino Unido a favor de una salida de la Unión Europea convulsionó a los mercados y provocó el desplome de los valores bancarios.
Royal Bank of Scotland pagará una multa de $1.100 millones para resolver las acusaciones de la Asociación Nacional de Cooperativas de Crédito relacionadas con la venta de valores garantizados con hipotecas a dos empresas cooperativas de crédito, según dijo el ente regulador. El acuerdo está cubierto en su mayoría por las provisiones de capital existentes y no tendrá un impacto notable en la radio de capital de mayor calidad CET1, dijo el banco en otro comunicado.
Los bancos europeos se enfrentan a unos requisitos más estrictos por parte de las autoridades reguladoras, un débil crecimiento económico y unos tipos de interés negativos, lo que está afectando los márgenes de los préstamos y reduciendo la rentabilidad de las inversiones. En Italia, las entidades de préstamo están soportando el peso de unos préstamos morosos por valor de 360 mil millones de euros. UniCredit está trabajando en un plan para elevar el capital que podría incluir la venta activos y una oferta pública de venta, según fuentes familiarizadas con el asunto. En Alemania, Commerzbank ha rebajado su objetivo de beneficios para el ejercicio completo y podría anunciar recortes de miles de puestos de trabajo esta misma semana, dijo una persona con conocimiento del asunto.
 


Ver comentarios