Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



INVERSIONISTA


El mercado tuvo una sobredosis de activos tóxicos: hipotecas subprime

A diez años de la quiebra de Lehman Brothers, el inicio de la crisis económica

Lecciones aprendidas y otras que nos cuesta más entender

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 17 septiembre, 2018

Crisis por las hipotecas subprime
Hace diez años que se dio la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, con esto inició la crisis financiera moderna, por la burbuja de las hipotecas subprime. Shutterstock/La República


Si la crisis financiera internacional que inició hace diez años con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers (15 de setiembre del 2008) fuera hoy, a nuestro país le iría peor, ya que las condiciones macroeconómicas son muy distintas.

El alto déficit fiscal, la dolarización de las carteras de crédito que plantean riesgos de solvencia y de liquidez en el sistema bancario, así como que el Banco Central tiene limitaciones para actuar como prestamista de última instancia y suministrar liquidez en dólares, son parte de los problemas.

Las lecciones aprendidas fueron muchas, principalmente en cuanto al riesgo sistémico, algo en lo que nos hemos venido preparando pero que aún falta.

Lea más: Riesgo país subirá, si no se dan soluciones ya, sobre el déficit fiscal

“No hubo un economista que pudiera pensar lo que se vendría con esa crisis, no creímos que pudiera existir algo así”, dijo Ronulfo Jiménez, economista de la Universidad de Costa Rica.

Aprendimos que las reglas y la regulación macroprudencial son muy importantes, no se pueden menospreciar las acciones de los entes financieros por separado, ya que es algo riesgoso, hay que tener cuidado porque se trabaja con el ahorro de las personas, dijo el experto.

En el caso de Costa Rica salimos bien parados porque la situación macroeconómica estaba bastante bien, el sistema financiero estaba sin mayores riesgos y las entidades contaban con bastantes reservas en todos sus indicadores.

En el caso internacional, se trató de la mayor bancarrota en la historia de Estados Unidos, que expuso cuánto los mercados financieros habían dependido de los “activos tóxicos”, las llamados hipotecas subprime.

Lea más: Banco Central confirmó lo complejo y frágil de la economía nacional

El boom de los seis años atrás se convierte en una debacle que llevó a muchos a la quiebra.

Para el mundo, significó el final de una era de expansión.

Después de seis años de sólido crecimiento, las economías emergentes comenzaron a desacelerarse en 2009 a un crecimiento más moderado de 2,8% anual, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que los países industrializados se contrajeron un -3,4%.

En Estados Unidos y Europa, los gobiernos se apresuraron a rescatar instituciones financieras en problemas, a costa de los contribuyentes.

Seis cambios que se deben realizar

Ya el Fondo Monetario Internacional nos ha llamado la atención en varias ocasiones respecto a la posibilidad de no tener las herramientas suficientes para enfrentar una crisis, estos son seis puntos de mejora.

1. Supervisión Bancaria y Gobierno Corporativo En este momento para el FMI, tanto el Conassif como la Sugef carecen de potestades y herramientas necesarias para la detección temprana de riesgos y adopción de medidas correctivas.

Ejemplo de ellos lo que pasó con el Cementazo, Yanber, Bancrédito.

2. Controlar el cambio del enfoque de supervisión Las cuatro superintendencias están migrando al enfoque de Supervisión basada en Riesgos, este es un análisis más riguroso del cómo y por qué se hace o no una acción dentro de una empresa financiera, de modo que deja de ser un punto por cumplir (checklist).

3. Enfrentar problemas de liquidez bancaria (Red de seguridad financiera está incompleta) El BCCR debe implantar un mecanismo de apoyo inmediato de liquidez y en la mejora de los mecanismos de resolución bancaria. No está claro cómo debería actuar el Banco Central como prestamista de última instancia.

4. Riesgo por dolarización La percepción de los administradores y los clientes de la banca es que el riesgo cambiario es bajo, en parte debido a la intervención del BCCR en el mercado de divisas, indica el informe del FMI.

5. Deuda pública domina mercado de valores La concentración en deuda pública impide que se desarrolle el mercado secundario; estos carecen de liquidez, los precios son fijos y no reflejan información relevante del mercado; la negociación es ineficiente, indica el FMI.

6.Garantía de depósitos Entre los puntos de la red de seguridad financiera, el FMI indicó que es necesario contar con una garantía o seguro de depósitos para todo el sistema financiero y no solo para los bancos del Estado.


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.