Por estar guardado, Fonatel creció $9 millones
Enviar

Dinero para Internet y telefonía ha aumentado un 29%

Por estar guardado, Fonatel creció $9 millones

Fideicomiso cumplió ya un año sin uso

Solo por estar guardado en las arcas de un banco, el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) ha ganado un poco más de $9 millones en intereses durante el último año.
El fondo, creado para desarrollar proyectos de Internet y telefonía en el país, se encuentra dormitando en las bóvedas del Banco Nacional, en un fideicomiso que entró en funcionamiento el 31 de marzo del año pasado.


Un año después, ni un solo centavo de esos dineros ha sido usado para lo que fue creado.
La parte buena de permanecer guardado es la generación de intereses.
Con lo que se ha obtenido a la fecha alcanzaría para desarrollar hasta 30 proyectos como el que se pretende realizar en Siquirres, que dotaría a unas 750 viviendas y siete centros educativos de Internet de alta velocidad y conexiones telefónicas.
Con los intereses, más lo que han aportado las empresas por su derecho a tomar parte en la apertura y como parte de los pagos tributarios, el fondo ha logrado engordar un 29% desde que empezó hace dos años con $170 millones.
A la fecha totaliza $209 millones.
La parte mala es precisamente la ausencia de proyectos para llevar la tecnología a las comunidades más necesitadas.
Existe un cronograma de obras planteado por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) que involucraba arrancar con el proyecto de Siquirres antes mencionado, para luego seguir por San Carlos, la Zona Atlántica y el Pacífico.
Sin embargo, el primer proyecto en Siquirres fracasó, pues ninguna empresa se interesó en concursar por los $311 mil de subsidio que recibirían de Fonatel.
A raíz de ello, la Sutel tendrá que variar los términos del concurso para hacer más atractiva la oferta para las empresas. Esto significa un atraso en el cronograma de obras de varios meses, a la vez que plantea cambios para los concursos que también deben hacerse para las otras zonas por cubrir.
Este cronograma de la Sutel enfrenta a su vez una dificultad adicional: la oposición del Gobierno.
Desde Casa Presidencial consideran que debe invertirse parte de la plata de Fonatel en llevar conectividad primero a todas las escuelas y colegios del país, y por eso firmaron un decreto para que sea el ICE el que lo haga, utilizando los recursos del fideicomiso.
Esto pone nuevamente entre la espada y la pared a la Sutel, que en teoría se vería obligada a hacer a un lado su cronograma de trabajo para atender el del Gobierno.
Mientras todo esto ocurre, el otro perdedor momentáneo que se suma a la fórmula es el Banco Nacional.
El contrato del fideicomiso establece que el banco puede cobrar un porcentaje por la administración de los recursos y por el monitoreo y vigilancia de los fondos, pero solo por lo que se ha invertido.
Como no se ha hecho ni un solo proyecto, el Banco no ha podido cobrar ni un solo céntimo por el manejo del fideicomiso, confirmó Eduardo Castellón, vocero de la Sutel.

Luis Valverde
[email protected]

 


Ver comentarios