Enviar

Para leer

201405202156090.l1.jpg
El hombre que perseguía al tiempo
Lumen
Librerías Internacional
Precio ?17.800

Una extraña y misteriosa unión

Cuando el arte de narrar una historia convierte a esta en algo especial y su lectura en un placer que no queremos que acabe, estamos ante la gran literatura, esa que se vuelve universal y atemporal.
Ese el caso de “El hombre que perseguía al tiempo” de la inglesa Diane Setterfield, que adquirió fama internacional con su primera novela “El cuento número trece” de gran éxito.
Cuenta este libro que William Bellman tenía diez años cuando alcanzó la admiración de sus amigos al matar, con su flecha, a un pájaro (un grajo), que estaba a mucha distancia, y al cual nunca pensó llegar.
Pero lo que no sabía en ese momento Will era el hondo significado que tendría en su vida aquella que muchos pueden considerar una travesura de niño.
Junto al halo de misterio que eso imprime a esta novela, ella nos permite además entrar de lleno a una época y sus estilos de vida de un modo fascinante.
Las costumbres, la explosión de las hormonas en los cuerpos de los adolescentes, el anhelo de estabilidad en la vida matrimonial, los secretos del funcionamiento de una fábrica y un sinfín de aspectos, hacen atractiva a la novela por la manera en que nos los cuentan.
William acompaña al lector durante el tiempo que dure disfrutando este tomo de 423 páginas que resultan inolvidables.
Quien guste de la buena literatura y de obras que sin uso de la violencia u otros artilugios logran mantener la atención, no debería perderse “El hombre que perseguía el tiempo”.
Es la maestría y el arte de narrar de la autora lo que hace de esta una hermosa historia.
Will, el protagonista, apuesta por el olvido y en un momento piensa que lo ha logrado, pero de pronto la llegada de un grajo muy negro lo vuelve al pasado y conmociona todo su presente. Como si el ave tomara venganza…

Carmen Juncos
[email protected]

Ver comentarios