Enviar
Apertura de negocios calienta en sector de alimentos
Llegan firmas ticas a Colombia

Invierten casi $10 millones en expansión

Tres empresas costarricenses comienzan la apertura de negocios en suelo colombiano.
La última en arribar fue Café Britt, que plantea abrir al menos dos tiendas en el aeropuerto El Dorado, en Bogotá.
Mientras que Mesoamérica adquirió, en noviembre pasado, Café OMA, una de las cadenas de cafeterías más importantes de Colombia.
Sin embargo, la Corporación Comidas Centroamericanas es la que cuenta con más experiencia, ya que administra la franquicia de Pizza Hut, desde 2008.
El potencial de crecimiento en el mercado colombiano es lo que atrajo a los empresarios nacionales.
Solamente en población es diez veces más grande que Costa Rica.
Mientras que el poder adquisitivo de ambos países es similar, sobre los $10 mil anuales.
Café Britt, la más novel en el mercado, invertirá $3,5 millones este año en sus nuevos locales.
“Colombia tiene tradición de café, pero la oferta en restaurantes finos, hoteles y aeropuertos no le hace justicia. Tenemos muchas expectativas es un mercado con mucho potencial”, dijo Pablo Vargas, CEO de Café Britt.
El objetivo de la compañía es reproducir el modelo de desarrollo implementado en Costa Rica.
La base del negocio se fundamenta en tiendas de regalos y productos en las terminales aéreas donde opera la firma.
La expectativa de la firma es que el arribo de pasajeros crezca en el aeropuerto El Dorado, subiendo la posibilidad de más ventas.
Mientras tanto, Mesoamérica compró, a finales de 2011, el 85% de la compañía colombiana Café OMA.
Esta es la primera gran apuesta que hace el banco de inversión costarricense en Colombia, ya que la empresa adquirida es la principal en el sector de cafeterías de ese país.
El valor de la operación no se hizo público, pero incluye 159 barras de café, 11 restaurantes y una tostadora.
También abarca el negocio de exportación de café empacado, ya que se vende a más de 20 países alrededor del mundo.
El objetivo a mediano plazo es tener por lo menos 300 locales de café y expandir la marca a otras ciudades colombianas.
“Vimos en OMA una marca fuerte que tiene un potencial de crecimiento importante en Colombia”, dijo Reynaldo González, socio director de Mesoamérica en Colombia.
Por otro lado, Comidas Centroamericanas ha hecho crecer el negocio de Pizza Hut en Bogotá, capital colombiana.
En 2008, cuando la firma comenzó a operar la franquicia había pocos locales.
Actualmente posee diez puntos de venta entre servicios express, comida para llevar y restaurantes.
“Colombia es un mercado gigante, muy desarrollado en comidas locales y cadenas con más de 100 restaurantes”, afirmó Jorge Nils Gutiérrez, director general de Comidas Centroamericanas.
La compañía nacional ha invertido $5 millones en la expansión del negocio en Bogotá.
Al ingresar, el principal reto para la firma fue posicionar la franquicia de Pizza Hut.
La competencia era de restaurantes locales con una connotación regional en su sabor.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios