La mejor época para vestir al hombre es hoy
Internet/La República
Enviar

MODA

La mejor época para vestir al hombre es hoy

Magazine habló con el diseñador Arturo Calle previo a la apertura de su primer local en el país

La ropa para hombre es un universo igual de grande y evolucionado al de la ropa femenina, con esa visión el diseñador colombiano Arturo Calle, no solo se ha mantenido vigente en la industria de la moda, sino que ha hecho de su nombre una gran marca que apunta a la internacionalización.

201304252248400.m11.jpg
Precisamente hoy abre su primer local en Costa Rica en el  centro comercial Lincoln Plaza, en Moravia.
Previo a la apertura, Calle ofreció una entrevista a MAGAZINE, en la que dio detalles sobre las tendencias que abraza la firma este año así como su incursión en suelo tico.
“Nuestro primer paso de internacionalización es incursionar en mercados naturales y especialmente en mercados donde ya tenemos un cierto reconocimiento del consumidor, con este enfoque se dio la oportunidad comercial de crecer aquí”, comentó.
Además de Costa Rica la firma cuenta con presencia en Panamá y su crecimiento mira hacia Perú, Ecuador, Guatemala, El Salvador y República Dominicana.
En cuanto a las tendencias, la firma apuesta por brindar al guardarropa masculino la posibilidad de marcar diferentes estilos de vida en el hombre contemporáneo, sin dejar al lado la sofisticación y el gusto por el buen vestir.
Al ser consultado sobre cuándo considera que el hombre ha vestido mejor, afirma que el presente, con dos ventajas a favor, “un pasado rico en descubrimientos y un futuro soñador”.
“Hoy en día contamos con exquisitos aportes del pasado y avances del futuro que nos permiten crear prendas únicas para el hombre actual. Los legados de la cultura egipcia, romana y persa con bases textiles como el lino, el algodón y la seda. La Edad Media con el desarrollo de accesorios en cuero hechos a mano. El lujo en los detalles y variedad de telas del mundo bizantino”, añadió.
La marca ha logrado posicionarse al combinar elementos como calidad en la confección y precio, asegura su precursor.
A esto se puede sumar su versatilidad, ya que un hombre puede salir de la tienda con un esmoquin o con una pantaloneta de baño para irse a la playa.
Además de su buen gusto, el éxito de Calle en los negocios se debe a su visión de grandeza desde un inicio, enfocada en el recurso humano.
Él no quería ser un empresario mediano ni pequeño, quería  generar oportunidades de empleo y destacarse por ser un buen empleador.
“Este es el mejor negocio, la Biblia lo dice,  el que da uno recibe 100, yo he dado 20 y he recibido 2000, entonces no solo se cumple una gran misión, sino que se está haciendo el mejor negocio del mundo que es dar, yo doy parte de lo que tengo pero he recibido mucho más”, afirmó.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios