Falta mucho
Pese a su buen trabajo, Keylor Navas al final no pudo evitar la goleada que le propinó Japón a Costa Rica. En la acción, Shinji Kagawa marca el segundo tanto del partido.Andrew Patron-AFP/La República
Enviar

Falta mucho

Costa Rica debe trabajar horas extras en estas dos semanas para llegar en mejor momento al Mundial

Japón no solo le ganó a Costa Rica 3 a 1 en el primer juego de fogueo previo al Mundial, sino que envió señales de que Jorge Luis Pinto deberá pulir detalles en todas las líneas, para afrontar el Mundial.

201406022216560.a11.jpg
Y es que pese a que la nacional estuvo incluso arriba en el marcador, nunca lo hizo en desempeño, pues en los 90 minutos se vieron mejor los nipones, controlando el partido a base de buscar ganar.
Costa Rica en la alineación no presentó sorpresas, esos son los 11 llamados a ser titulares, lo que llama más a la duda de lo que espera, ya que salvo el trabajo de Keylor Navas, espectacular como siempre, y un impetuoso Joel Campbell, el resto apenas cumplió.
Teniendo en cuenta la velocidad de los rivales, al menos en la primera parte se le pudo controlar, pero en la complementaria no hubo manera, y todo el peso cayó sobre una defensa que otrora era casi impenetrable y que ayer fue un coladero.
Justo cuando estaban más cerca los nipones de anotar, ya que habían exigido al menos un par de veces a Navas, la nacional tuvo un rompimiento de pie a pie, Cristian Bolaños abrió a la corrida de Junior Díaz, quien sacó un centro medido a la llegada de Bryan Ruiz, para que con elegancia venciese a Eiji Kawashima y en 30 minutos poner el 1 a 0.
Fue un oasis, pero alcanzó para llegar con la ventaja al final de la primera parte, pese a que la mayor parte de los minutos se pasaba detrás de la pelota, cerrando espacios en la defensa y a la espera de otro contragolpe.
En eso, quien mejor lucía era Joel Campbell, que se animó a encarar una y otra vez, pero después de unas fintas le cercaron la marca y a punta de faltas le fueron mermando su potencial.
Pero en la complementaria, como un castillo de naipes, todo se derrumbó, al toque de balón los japoneses le aplicaron más velocidad, acciones de un toque y comenzó la fiesta para ellos y el trabajo para la zaga.
Honda amagó en la derecha, hizo un centro ante una defensa que llegó tarde a la marca y dejó en bandeja para que Endo fusilara y en 54 minutos decretara el 1 a 1.
Luego, con la misma estrategia, Shinji Kagawa entró como Pedro por su casa, la defensa no pudo romper la pared y, solo ante Navas, selló el 2 a 1, que fue corto, porque en reposición Yoichiro Kakitani, de nuevo, con la complacencia defensiva selló el definitivo 3 a 1.

Cristian Williams Méndez
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios